Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Helpling, La empresa de servicios de limpieza en casa bajo demanda, de la incubadora alemana Rocket Internet ha cerrado una ronda de 45 millones de dolares, ronda liderada por Lakestar, Kite Ventures, Lukasz Gadowski y el propio Rocket Internet; dinero que pretende utilizar para la mejorar y hacer crecer rápido  la operación.

Crecer rápido para conseguir escala.

Conseguir rápidamente escala, es la manera típica de operar de la aceleradora Rocket Internet, modelos similares pero que actúan en otros mercados estan evolucionando a gran velocidad, como en el de los alojamientos, Airbnb o en el transporte Uber  y en este segmento concreto no hay todavía grandes operadores compitiendo, actualmente el principal competidor es el “mercado negro”. Por ello quiere hacer crecer el negocio lo mas rápido posible y ya han ampliado el servicio a 200 ciudades de toda Europa después de haber debutado en Berlín en marzo de 2014.

Helping sigue el modelo de otras startups americanas como HomeJoy, Handy y Hassle respaldada por Accel. Así que la batalla en este tipo de servicio se preevé muy competida en los próximos meses.

Benedikt Franke, fundador de Helpling, dice que el modelo de negocio que conecta a personas que quieren tener su casa limpia con limpiadores sólo es rentable a escala. En concreto,en la recurrencia es donde se gana dinero realmente.

Había dos vías para reclutar a las personas que prestan el servicio de limpieza: una, que requería una entrevista en persona y una prueba de limpieza, y otra que se basaba en una cuestionario online y una entrevista telefónica sobre la experiencia de limpieza previa de la persona. Basándose en los datos de estas pruebas, Helpling ha optado por esta última, que es infinitamente más escalable, ya que se puede llevar a cabo desde central de la compañía en Berlín.

La relevancia de la calidad en el servicio.

Lo más importante es mantener una buena experiencia de uso, para ello Helpling usa un sistema de calificación, por el cual los clientes pueden valorar su servicio de limpieza, similar a cómo los pasajeros valoran a su conductor Uber. Esto es la base para que cualquier negocio P2P funcione, es la propia comunidad la que de algún modo se “autoregula” y garantiza la calidad del servicio prestado.

Ventajas tanto para los clientes como para los limpiadores.

Los limpiadores de Helpling son trabajadores autónomos, pero con diferentes de beneficios con respecto al modelo tradicional. La plataforma les proporciona flexibilidad, en tanto que pueden elegir qué trabajos aceptan, les cuadra los horarios e incluso les emite las facturas, que se canalizan a través de la propia empresa. Los alemanes se quedan con un 20% del importe, que varía entre 10 y 12 euros la hora, con dependencia de si se trata de un servicio regular o esporádico. El cliente, por su parte, paga a través del móvil con la correspondiente comodidad, obtiene un seguro por deterioro y/o robo, además de tener la posibilidad de escoger limpiador.

Impulsar el negocio en España.

Manuel Arauco, director general de la compañía en España destaca que en este primer año de funcionamiento Helpling suma ya más de 5.000 limpiadores y más de 50.000 hogares (clientes) distintos. “En España tenemos cientos de limpiadores y miles de clientes y el objetivo es acabar el año con 20.000 hogares y sumar otros 350 nuevos profesionales de la limpieza”. La compañía ya tiene 300 empleados (260 más que cuando empezaron hace un año), 15 de ellos en España.

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario