Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Gucci ha abandonado la Coalición Internacional Antifalsificación (IACC) como consecuencia de la entrada de Alibaba en la organización el pasado mes de abril. La de Gucci es la segunda baja del grupo antifalsificación: la firma Michael Kors ya abandonó hace un tiempo la organización describiendo a la empresa china como “nuestro adversario más dañino y peligroso”.

Gucci sale de la IACC

La vicepresidenta de la IACC, Candice Li-Uzoigwe ha confirmado que en Gucci “no estaban contentos con la entrada de Alibaba”, de modo que el pasado miércoles informaron al grupo de su decisión de abandonar la organización. La polémica se debe a las sospechas que giran en torno al gigante chino, ya que las firmas de lujo consideran que Alibaba no hace todo lo que está en su mano para evitar la venta de artículos falsificados en sus portales.

De hecho Alibaba entró a la IACC en una categoría especial, la cual le impide acceder a puestos de liderazgo o derecho a voto en la organización. El presidente de la IACC, Robert Barchiesi, sostiene que la corporación busca avanzar en sus objetivos y que todos los miembros son necesarios “tanto si son procesadores de pago como tiendas en Internet, la decisión está clara: deben se una parte integral de la solución”. Vemos que al aceptar su pertenencia al grupo la IACC busca tener unidos a los agentes en todas las fases de venta para buscar en común una solución a la venta de falsificaciones. Por su parte Alibaba afirma que se unió a la IACC para trabajar de forma más estrecha con las marcas y poder defender mejor los derechos de propiedad intelectual.

Guci y Alibaba, una rivalidad que viene de lejos

No se trata de la primera vez que sucede un enfrentamiento como este: Gucci, junto a otras grandes marcas como Balenciaga, Yves Saint Laurent y Puma, han llevado a Alibaba ante un tribunal federal de Nueva York alegando que la empresa china favorecía la comercialización de falsificaciones de sus productos a través de sus plataformas de venta. Desde luego este tipo de enfrentamientos ponen de manifiesto la poca popularidad que tiene Alibaba entre las grandes empresas del lujo, representantes del comercio tradicional.

La lacra de las falsificaciones para Alibaba

El papel de Alibaba es el de intermediario entre vendedores y compradores finales: la empresa recibe un porcentaje por cada venta a través de uno de sus portales. El gigante chino se defiende alegando que hace “todo lo posible” para controlar este tipo de ventas y afirma que necesita más colaboración por parte de las autoridades chinas. 

Lo cierto es que hasta ahora Alibaba ha tenido poco éxito en su lucha contra las falsificaciones. El año pasado se hizo público un informe de la administración china que afirmaba que solo uno de cada tres productos que se venden a través de su portal taobao.com son originales. Tras esto la empresa anunció la creación de una equipo de trabajo de 2000 personas destinado a detectar falsificaciones, una inversión de 130 millones de euros en la que se eliminaron 90 millones de productos falsos. Un trabajo que por ahora no ha mejorado su imagen.

Veremos si su pertenencia a la IACC ayuda a Alibaba en sus objetivos. La Coalición Internacional Antifalsificación es una organización internacional con más de 250 miembros, entre los que forman parte de ella destacan empresas como Apple y Chanel.

Imagen: Shutterstock

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram