Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Quienes hayan invertido tiempo (y recursos) en campañas SEO/SEM, estarán muy familiarizados con Google y sus anuncios AdWords. Y claro, también sabrán que las reglas del juego cambian constantemente. En el último de estos cambios, los grandes beneficiados han sido los Google Shopping Ads.

Google AdWords y la publicidad

Empecemos aclarando qué es Google AdWords: se trata del servicio o programa de Google utilizado para ofrecer publicidad patrocinada a potenciales anunciantes. Los anuncios AdWords pueden aparecer también en páginas web, en forma de banners, imágenes, vídeos o texto (esto se conoce por los creadores de páginas web como Google Adsense).

En este último caso, Google comparte los ingresos de este tipo de publicidad con los propietarios de las páginas web.

La nueva regla en AdWords y los Google Shopping Ads

Google anunció de manera reciente un importante cambio en el formato de sus páginas de resultados de búsqueda: los anuncios AdWords han sido retirados por completo de la parte derecha de la página de resultados (y en otros espacios). La desaparición de anuncios de la columna derecha (donde históricamente había hasta 8 anuncios) se correlaciona con la ampliación en bloques de anuncios de Google en la parte superior de la página.

En sí, esta nueva regla está aplicando para todo tipo de búsquedas y en todos los idiomas; el objetivo, según Google, es proporcionar resultados más relevantes y un mejor rendimiento para quienes hacen uso de los anuncios de Google.

En sí, anteriormente en la parte derecha de la página de resultados se mostraban varios anuncios AdWords en distintos formatos. Ese espacio ahora podrá mostrarse “vacío” o presentar anuncios de ‘ficha de producto’, los cuales son parte de los anuncios de Google Shopping Ads (estos son los grandes ganadores hoy, ya explicaremos por qué):

Ejemplo de la nueva visualización en las páginas de resultados de búsqueda de Google tras la eliminación de los anuncios AdWords de la parte derecha de la página.

Ejemplo de la nueva visualización en las páginas de resultados de búsqueda de Google tras la eliminación de los anuncios AdWords de la parte derecha de la página.

Ganancia para quienes se anuncian en Google Shopping Ads

A grandes rasgos, en esta nueva estructura los sitios o plataformas de comercio electrónico serán los más favorecidos, ya que se los anuncios AdWords no tienen cabida en este espacio pero sí aquellos que funcionen dentro de la red de Google Shopping Ads.

En sí, Google Shopping Ads puede aumentar los visitantes a tu tienda y aportar mejoras en el ratio de conversión. Tal como sucede en los resultados de búsqueda tradicionales, al anunciarte en Google Shopping Ads posees un listado de resultados gratuitos y los resultados patrocinados o de pago por clic de anuncios AdWords. Los resultados gratuitos se pueden ver cuando los usuarios dan clic sobre el enlace de “Shopping” que lleva al listado relacionado con la búsqueda.

Los resultados patrocinados, y estos son los más interesantes a nivel de visualización, son los que continuarán apareciendo en la columna lateral derecha por encima de los resultados de los anuncios de Adwords, teniendo además la ventaja de ir acompañados de una imagen (lo cual llama la atención a los usuarios).

El encarecimiento de las campañas SEM

Aunque se sabe que la difusión de productos online es una creciente (lo que hace entender la preferencia del espacio tradicional “de la derecha” en los resultados Google por anuncios de Google Shopping), el cambio también tiene consecuencias un tanto negativas: los resultados SEO o de indexación natural se verán desplazados hacia abajo, y esto deriva -con una competencia más intensa- a que los CPCs (costo por clic) aumenten.

En sí, Google había estado probando desde inicios del 2016 en sus resultados de búsquedas con 4 anuncios en la parte superior de la página, cuando antes el bloque de anuncios superior tenía 1-3 anuncios, lo que hizo pensar mucho a los usuarios y llevó a muchos rumores al respecto. En un vídeo dentro de nuestra red, Rubén Bastón hace un análisis a fondo de esta situación:



Ahora que todo está confirmado (dejando de lado especulaciones), hay que tomar riendas en el asunto y adaptarse a los nuevos requerimientos de Google. En cualquiera de los casos, no es la única -ni última- vez en la que tendremos que adaptarnos a nuevas disposiciones por parte de Google y los anuncios AdWords. Cuéntanos, ¿Este cambio te beneficia o te facilita tu labor de posicionamiento?

 

Imagen: ShutterStock
Shares