Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Google Classroom, la iniciativa educativa del gigante informático ha expandido su capacidad incluyendo nuevas funcionalidades.

Esta plataforma vio la luz en el 2014, permitiendo a maestros y estudiantes el comunicarse y colaborar uno con el otro usando las herramientas y servicios de Google. La plataforma incluia por default los Google Docs, Google Drive y Gmail para hacer mucho mas sencillo el proceso de creación y seguimiento de tareas y materias para los maestros, además de permitirles el hacer anuncios, realizar encuestas y responder a sus alumnos en tiempo real.

Una de las nuevas funcionalidades es una nueva API para administradores en Classroom, así como el botón de sharing de Classroom. El segundo permite a los desarrolladores o escuelas simplificar su proceso de compartir el contenido, incluyendo links, vídeos e imagenes desde la web, a través de la plataforma Classroom. Todo esto está siendo lanzado junto con 20 tipos de contenidos y herramientas diferentes proveídas por organismos y empresas, como PBS, Quizlet, el American Museum of Natural History, Discovery Education, Duolingo, TIME for Kids, y otros. Esto se suma a otras grandes modificaciones que ha vivido Classroom este año, como su expansión móvil.

El enfoque de este programa está dirigido a expandir el uso de las Google Apps en sistemas escolares, y se adjunta a otros esfuerzos en este espacio como la promoción de las Chromebooks ante las instituciones educativas.

Navegación en Classroom. Fuente: TechCrunch

Navegación en Classroom. Fuente: TechCrunch

Cabe mencionar que con el nuevo API de Clasroom, los administradores podrán instaurar, provisionar y popular su propio “Classroom” con la cuadrilla de maestros de sus instituciones, así como sincronizar contenidos desde los propios sistemas de las escuelas para poder cruzar datos y archivos de una manera más lógica y funcional. Asimismo, ahora los administradores podrán controlar las garantías y permisos de maestros y estudiantes.

Algo importante es que Google ha declarado que no permitirá que Classroom se vea envuelta en el mundo publicitario, como parte de las políticas de privacidad que Google ha incluido en la pasada primavera, donde la compañía declaró que dejaría de lado el rastreo y uso de cuentas en el contexto educativo para fines publicitarios.

Para los desarrolladores, Google también estará incluyendo un botón de sharing, que permitirá, de una manera más sencilla, el canalizar contenido de sitios y servicios externos hacía Classroom. Por ejemplo, un maestro podría asignarle a sus estudiantes el investigar ligas, imagenes o videos en la web directamente desde la interfaz Classroom, y de manera repicroca, los estudiantes podrían dar clic en el botón soportado por terceros para compartir contenido de vuelta en Classroom.

Esta plataforma ha recibido también una serie más de nuevas funcionalidades que estarán viéndose reflejadas en las siguientes semanas, como incluir dominios adicionales a la que está licenciada para el Classroom adquirido. Otras grandes prestaciones serán la de recibir notificaciones “push” de aplicaciones móviles que se repartirán dentro del ecosistema de Classroom, el re-usar publicaciones previas (como materias o temáticas ya usadas) y la habilidad de provisionar -de una manera más sencilla- cuentas de Google Apps al automatizar la creación de usuarios.

Shares