Copiar enlace

Human Level, con Fernando Maciá a la cabeza, es una consultora de marketing digital valenciana que en 2021 recibió el encargo de Fundacio.cat de estudiar si contar con un dominio .cat podría ayudar a posicionar mejor los sitios web de empresas catalanas en las búsquedas en catalán. Hasta ese momento no existía ningún estudio que confirmara o desmintiera esta afirmación, por lo que la agencia se embarcó en un curioso experimento SEO para analizarlo: ¿hay alguna diferencia en el posicionamiento de un dominio .cat frente a un .com o .es?

Cómo se creó el experimento

Teóricamente, según John Mueller, senior search analyst de Google, no hay ningún valor adicional en tener nombres de ciudades o de países como extensión de dominio. Por tanto, el resultado del experimento debería ser que los dominios .cat no suponen ninguna ventaja respecto a otros, como el .com o el .es.

Sin embargo, los resultados te dejarán con la boca abierta.

Antes de comenzar cualquier tipo de evaluación, la agencia comprendió que era necesario crear un ambiente virtual aséptico que permitiera realizar el experimento con garantías: para esto era necesario eliminar la influencia de factores de relevancia del usuario (historial de búsquedas, navegación, ajustes de idioma y región y geolocalización por IP), factores de relevancia on-page (calidad, originalidad, autoridad y extensión del contenido, factores semánticos, mismo idioma, geolocalización del servidor, CMS empleado y factores de experiencia de usuario y velocidad de descarga) y factores de relevancia off-page (antigüedad del dominio, número y calidad de los enlaces, autoridad temática del dominio, popularidad y menciones sociales) de los sitios web a analizarse.

En este sentido, los expertos crearon 10 dominios completamente nuevos usando términos sin ningún significado en inglés, catalán y español (los idiomas de la prueba) que se registraron en .cat, .com y .es, resultando así un total de 30 dominios. Todos los dominios, con nombres tan aleatorios como Abtuniolasti, Zirgomaselon o Sendueplontu fueron registrados simultáneamente, sin ningún enlace externo y con la misma infraestructura, tema o plantilla. 

Esquema de contenidos del experimento de Human Level

Despliegue del contenido e indexación en Google

En un principio, la arquitectura de la información de cada sitio se compuso por 10 páginas de contenido compartido en cada dominio. Cada página de contenido contiene exactamente 600 palabras y el texto aleatorio fue producido en español, inglés y catalán usando palabras clave de control que servirán para medir el posicionamiento en Google. Tal y como nos explica Maciá, «la palabra clave de control es una expresión única, que no existe en ningún idioma. Esto es lo que nos permite aislar los resultados de los de ninguna otra web».

Ese contenido, según Macía, «se ha indexado parcialmente, pero no se ha posicionado para ninguna búsqueda competitiva. Las búsquedas de control son palabras que no existen en ninguna otra página, por lo que los únicos resultados posibles son los de estas páginas». 

Ejemplo de contenido aleatorio creado para abtuniolasti.es/es

Al llegar a la indexación se presentó un problema: Google detectaba las páginas de los dominios como contenido duplicado, por lo que canonicalizaba las páginas de un dominio con las URLs de otro. Ante esta situación, se crearon en cada dominio 30 páginas adicionales de contenido que estaban agrupadas en tres subdirectorios distintos. 

Durante todo el experimento, los expertos hacían mediciones regulares del estado de indexación de las páginas apoyándose de herramientas como Screaming Frog y la API de Google Search Console. En este proceso saltó a la luz el primer dato curioso: Google favorecía las páginas de dominios .cat con un mayor nivel de indexación frente a los dominios .es y .com

Imagen que muestra como el dominio .cat tiene mayor grado de indexación en Google

Resultados y posicionamiento en las búsquedas de Google

Para lograr medir con exactitud el posicionamiento que lograban los sitios web indexados, Human Level usó la aplicación Valentin.app para controlar y cambiar las preferencias de idioma, región del usuario y geolocalización de la búsqueda.

El experimento ha determinado que las páginas de dominios .cat ocuparon la primera posición de los resultados en un 60% de las búsquedas y la segunda posición en el 33%. Además, las páginas .cat tuvieron un mejor posicionamiento, independientemente del valor del idioma o de la geolocalización de la búsqueda.

Por su parte, el dominio .es solo ocupó el primer lugar de los resultados en el 17% de las búsquedas, mientras que en el 46% de las búsquedas ni siquiera apareció.

Asimismo, el estudio no pudo identificar ninguna correlación determinante entre el idioma y localización de la búsqueda y las diferencias en el posicionamiento de las diferentes extensiones de dominio. Lo que quiere decir que, efectivamente, los contenidos iguales o equivalentes son mejor posicionados en dominios .cat que en .com y .es.

 

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!