Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Como ya te hemos contado en alguna ocasión, Deliveroo es una empresa especializada en llevar comida a domicilio de varios restaurantes libremente asociados. El modelo de negocio tradicional consistía en que el local se daba de alta en la plataforma, el cliente hacía el pedido y los repartidores de Deliveroo lo llevaban a casa. Pero ahora la compañía ha ampliado las posibilidades para los restaurantes asociados: un paso más en su evolución, que le llevó a abrir en su día un servicio pensado para empresas. En este artículo, te lo explicamos mejor. 

Deliveroo Marketplace entra en el modelo de negocio de Just Eat

De forma experimental, a partir de julio y en una serie de países seleccionados como Reino Unido, Italia, Holanda o Australia, los restaurantes que vendan a través de Deliveroo podrán encargarse de entregar ellos mismos los pedidos, un nuevo servicio que se denominará Marketplace+. Hasta ahora, todos los repartos eran realizados por los riders de la compañía.

La compañía se fundó en 2012, empezó a operar en 2013 y tras crecer de forma acelerada en todo el mundo hasta convertirse en un unicornio, ahora busca darle un bocado a su competidor Just Eat en su propio terreno. Por lo tanto, podemos prever una lucha encarnizada por mantener el liderazgo como marketplace de comida a domicilio. Como decíamos se pretende que, a partir de julio, la empresa ya ofrezca esta posibilidad, aunque la introducción a nivel global será paulatina.

La idea de Deliveroo Marketplace es ambiciosa, puesto que según sus previsiones, espera conseguir aumentar su cuota de negocio hasta un 50 %. Por ejemplo, en Reino Unido tienen 10.000 restaurantes asociados y aspiran a alcanzar los 15.000. En términos absolutos, el objetivo es ampliar en 6 millones el número de clientes en el Reino Unido. 

Realmente, y a la espera de la implementación práctica, esta es una opción que puede interesar a los restaurantes. La compañía cuenta con una red de asociados amplia y eso genera externalidades positivas. Por otra parte, poder gestionar directamente los pedidos permite que el restaurante pueda tener una mayor rentabilidad. A priori, parece, pues, una idea de negocio con recorrido.

Uber, Didi Chuxing y Xiaomi: el pódium de las startups más valiosas del mundo (2018)

Deliveroo: un modelo de negocio emergente… y polémico

Lo que no se puede negar es que el modelo de negocio de Deliveroo es exitoso. Con la posibilidad de abrir las opciones a los restaurantes, se amplían las posibilidades de captación de clientes. Pero esto no supone que la empresa esté exenta de polémica, puesto que los juzgados de lo Social de España han puesto en tela de juicio la función de los repartidores como falsos autónomos. En este sentido, permitir que los restaurantes asuman las funciones de reparto es, también, una forma de hacer de la necesidad virtud.

La proyección a medio plazo es que Deliveroo pueda diversificar las posibilidades de intermediación. Por un lado, para competir en serio con Just Eat por este segmento de negocio. Por otra parte, como método de rebaja de costes, aunque la tasa de ganancia sea algo menor. Se trata, pues, de preparar la transición a lo que va a ser un mercado maduro, el de la intermediación para comercializar comida preparada.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram