Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Coin (literalmente traducido como “moneda”), el dispositivo que busca remplazar todas tus tarjetas de crédito con otra tarjeta concentradora, está lanzándose hacia el futuro con su nueva versión, Coin 2.0.

La Coin original vio la luz digital en noviembre del 2013, siendo financiada a través de Kickstarter, y comenzó a distribuirse un año después en Estados Unidos a algunos solicitantes, aunque su distribución masiva se produjo a partir de abril de 2015.

Sin embargo, su llegada fue un tanto desatinada, pues en ese periodo de tiempo el mercado estadounidense hizo el cambio hacia tarjetas EMV,  un estándar de interoperabilidad de tarjetas con microprocesador, para la autentificación de pagos mediante tarjetas de crédito y débito; esto hizo de Coin una propuesta un tanto inútil para alguien que ya hubiera hecho ese cambio en sus tarjetas regulares de débito y crédito.



 

¿De qué trata la nueva Coin?

Ahora, en su versión remodelada, Coin 2.0 es compatible con estas nuevas tecnologías, permitiendo a sus usuarios pagar con solo un toque y sin contacto físico con el sistema de cobro, como lo harías con el Apple Pay en el iPhone, pero con la facilidad de integrar los chips y pins de sus tarjetas en el dispositivo.

En sí, Coin 2.0 pretende ser un puente integral entre los pagos directos en comercios o establecimientos y los pagos digitales, cómo si hablásemos de PayPal o cualesquier solución parecida a esta última, pero con la dualidad y operatividad en el mundo virtual y el mundo físico.

Si eres de aquellos raros especímenes que cuentan con el primer Coin, no debes asustarte. La empresa está reemplazando todos los Coins existentes en el mundo por el Coin 2.0, de manera gratuita. Para obtener tu nueva Coin, sólo deberás actualizar tu Coin app y seguir las instrucciones.

Desde su distribución oficial en  Abril, Coin ha tenido más de un millón de transacciones a través de 350.000 unidades, y se espera que su crecimiento siga.

Para más información, puedes visitar la página oficial de Coin , en donde ya se anuncian las mejoras del Coin 2.0.

Coin 2.0: ¿el futuro del pago con tarjetas?

Como ya te mencionamos, Coin tuvo que evolucionar apenas llegado al mercado, gracias a la migración de terminales EMV en Estados Unidos. Aunque no se trate del único método posible, la mayoría de implementaciones de tarjetas y terminales EMV confirman la identidad del propietario de la tarjeta solicitando el tecleo de un NIP (Número Identificación Personal) en lugar de requerir la firma del recibo en papel. La autentificación mediante NIP depende de las posibilidades del terminal y de la programación de la tarjeta.

En el futuro, estos sistemas podrían actualizarse para utilizar otros sistemas de autentificación, como lo son los biométricos (huellas faciales o dactilares).

Shares