Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El Marketing, digital o no, se ha basado siempre en el conocimiento del consumidor. En el entorno digital este conocimiento es cada vez más certero debido al enorme volumen de datos que los usuarios generan diariamente, especialmente con la penetración de los dispositivos móviles. Y, sin embargo, muchos de estos datos se desaprovechan. Sólo un 4% de las empresas en España sacan el máximo rendimiento de lo que se conoce como BigData.

Qué es el BigData

El BigData es, según la definición de IBM, la tecnología que posibilita un nuevo enfoque de entendimiento y toma de decisiones a través de la descripción de enormes cantidades de datos, estructurados o no, cuyo análisis, puesta en contexto e interrelación sería muy costosa en tiempo y dinero. Todavía incipiente, su uso se está expandiendo en las empresas, especialmente en las de mayor tamaño, y en distintas áreas. Tanto es así, que, con su despegue, han surgido figuras como el Chief Data Officer.

Cómo aprovechar el potencial del BigData en Marketing

Básicamente, sacando partido a la calidad, cantidad y velocidad con la que podrán manejar información personalizada de sus targets.

Hoy día los usuarios están cada vez más expuestos publicidad, online y offline, generándose un gran número de impactos poco relevantes. El BigData supone ir un paso más allá de marketing de masas -en el que todo un segmento recibe el mismo mensaje publicitario- permitiendo adaptarse de modo individual y anónimo a la personalidad del cliente.

Esta tecnología permite recoger información subjetiva sobre sus gustos e intereses, e incluso cruzar aquellos datos generados online – sitios visitados, enlaces en los que hicieron clic, compras realizadas…- y offline – datos procedentes de fuentes demográficas, sobre estilo de vida, hábitos de consumo fuera de la red…

Para las agencias o profesionales del Marketing, el BigData es una herramienta fundamental para crear mensajes orientados a aquellos clientes más propensos a comprar o a sus intereses de compra, así como para buscar los canales más adecuados para dirigirse a ellos. Hay que pensar, por ejemplo, en el gran nivel de segmentación de los consumidores incluidos en una base de datos que puede lograrse para campañas de email marketing o marketing directo.

Es por ello que el BigData constituye un punto de encuentro entre los departamentos de Marketing y Ventas, ya que esta modalidad de marketing adaptado conlleva un importante incremento en el retorno de las inversiones publicitarias, permitiendo no sólo aumentar las conversiones en eCommerce, sino también ganar nuevos clientes, generar más negocio con los existentes y detectar nuevas oportunidades. De hecho, según Amazon, el 35% de sus ventas en Estados Unidos proceden de la implementación de esta herramienta.

El BigData supone, por otra parte, un paso más en la analítica y la tecnologías de seguimiento de usuarios y comunidades digitales; un incremento de la productividad en las campañas de marketing, permitiendo automatizar nuevas acciones en función de la información obtenida, y una ventaja competitiva al fortalecer la inteligencia empresarial o business intelligence. Y no menos importante, favorece la lealtad y confianza del consumidor, su satisfacción con la experiencia de compra, su retención y un mayor engagement con la organización.

Como en el caso de la empresa de Jeff Bezos, compañías como Airbnb o Virgin han sabido emplear de modo muy efectivo el Big Data. En el primer caso, para ayudar a sus usuarios a localizar la mejor oferta en sus listados de precios y, en el segundo, para crear contenido atractivo para el relanzamiento de Virgin.com

El BigData lleva, en definitiva, al Marketing hacia un terreno en el que en lugar de vender un producto mediático o canal se venderá la capacidad de llegar a aquellos consumidores cuyas probabilidades de compra son mayores, así como una mejora del rendimiento de las actividades de promoción.

Shares