Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Nace Beetripper, acuñado como el Uber de los guías turísticos. Se trata de una start up sevillana que surge con la idea de ayudar a todos esos viajeros que deseen visitar determinadas ciudades ofreciéndoles rutas diferentes a las que habitualmente ofrecen las guías de viaje convencionales.

Actualmente Beetripper está presente en 15 ciudades

Beetripper vió la luz a finales del año pasado gracias a un concurso para emprendedores auspiciado por Cruzcampo y finalmente hemos podido comprobar cómo se ha hecho con un gran hueco en el mercado y se ha expandido puesto que inicialmente era un servicio que se ofrecía en las ciudades de Sevilla, Madrid y Barcelona y donde actualmente podemos encontrar hasta quince ciudades distintas.

Lo que Beetripper ofrece es que aquellas personas que requieran de los servicios de una persona que les guie por esa ciudad que van a visitar para conocer todos y cada uno de los rincones más especiales. Para ello, en la página web, numerosas personas de cada una de las ciudades ofrecen sus servicios con distintas rutas y alternativas para dar a conocer la ciudad, monumentos, ir de compras, ir de bares, a cenar, de copas, ruinas, etc.  “Hay guías de todo tipo. De amateurs a gente con másters en Patrimonio”, señala Hidalgo.

Modos de pago

Existen dos modos de pago, uno a través de la propia plataforma, con la ventaja de que las valoraciones de los viajeros queden aseguradas y otra con el pago en mano directamente al guía en el momento de iniciar la ruta. El acuerdo es privado y reposa sobre una tarifa plana de 7 euros por hora. ¿Por qué? “Hay muchos niveles de calidad en las rutas. Por eso hemos fijado un precio fijo. En el futuro, los guías más demandados y de más nivel tendrán cierta libertad para fijar su tarifa”, añade el emprendedor.

¿ Problemas de cobertura legal ?

La pregunta que se plantea en estos momentos es si ahora que Beetripper se está expandiendo, podría encontrarse con problemas legales tal y como le ha ocurrido a Uber o Airbnb.

“La legislación sobre guías es autonómica. Salvo en espacios calificados como Patrimonio Histórico, y si no es lucro habitual, no debería haber problemas. En cualquier caso, la web penetra en un mercado que los guías no alcanzaban”, explican desde la propia compañía.

 

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario