Vinted deberá pagar una multa de 2,4M€ por violar la ley de protección de datos europea

La plataforma lituana de compraventa de artículos de segunda mano había recibido varias acusaciones por parte de Alemania, Polonia, España y Francia desde el año 2020. La empresa apelará la decisión.
Vinted deberá pagar 2,4M€ por violar la ley de protección de datos europea
9 de julio de 2024
Copiar enlace

El marketplace lituano de compraventa de segunda mano, Vinted, deberá pagar una multa de 2,4 millones de euros por haber violado el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de Europa. Esto es consecuencia de diversas acusaciones a la plataforma por parte de organismos de contralor europeos, desde el año 2020 hasta la fecha. Francia fue uno de los países que más acusaciones presentó, a través de la Comisión Nacional de Informática y de las Libertades (CNIL), autoridad francesa de canales digitales.

La entidad encargada de la investigación y de la sanción fue la SDPI (State Data Protection Inspectorate), ente regulador de protección de datos de Lituania, que es donde está registrada Vinted, a pesar de que el su mayor mercado proviene de Francia. La compañía niega las acusaciones y apelará la decisión. 

Falta de privacidad y actividad de usuarios mailiciosos

La investigación responde a las diversas denuncias acumuladas desde 2020 y provenientes de diferentes países de Europa, especialmente de Francia, que concentra el 39% de los usuarios de la plataforma. Alemania, Polonia y España son otros de los países que presentaron acusaciones.

En su investigación, la SDPI afirma que Vinted incumple el derecho de los usuarios de ser olvidados, pues a los miembros de la plataforma se les exige indicar razones específicas para eliminar sus datos personales. En caso de no proporcionar las razones, la plataforma no borra los datos personales de los usuarios, acción que está prohibida. Asimismo, el ente lituano cree que la compañía no es transparente respecto a qué tipo de datos personales utiliza.

Por otro lado, se acusa a la marca de hacer uso de la práctica ilegal «shadowbanning», es decir, que los vendedores pueden ser excluidos de la plataforma sin ser informados, haciendo que los artículos que colocan en venta no puedan ser vistos por otros usuarios. Esta es una práctica que viola las normas de comportamiento.

Finalmente, la CNIL asegura que la plataforma, lejos de no advertir de la actividad de usuarios maliciosos, esconde estras prácticas y con ello vulnera los derechos de los usuarios de su red.

Vinted niega las acusaciones

La empresa no aprueba la decisión de la SDPI y asegura que su acusación no tiene ningún fundamento jurídico y sobrepasa la legislación actual, por lo que piensa apelar las medidas impuestas.

En declaraciones al medio digital FashionUnited, Vinted quiso llevar tranquilidad a los miembros de la plataforma, explicando que los asuntos a los que hace referencia la autoridad lituana no están relacionados con la seguridad de sus cuentas, ni implican abuso o violación de sus datos personales. «Nos tomamos muy en serio la privacidad y el RGPD, y hemos invertido mucho en el cumplimiento y la protección de nuestros miembros, colaborando durante todo este proceso con la autoridad (…) Estamos en desacuerdo con esta multa y continuaremos apelando, como lo hemos hecho durante todo este proceso».

Por otro lado, la empresa aseguró que ya no practica el shadowbanning, algo que sí ha utilizado en el pasado «para mantener nuestra plataforma y a nuestros miembros seguros». Según Vinted, «Evaluamos regularmente estas medidas y las ajustamos para alinearlas con los avances tecnológicos y las normativas legales cambiantes».

Un negocio en crecimiento

Fundada en 2008, Vinted se ha asentado fuertemente en el sector de compra y venta de moda y artículos de segunda mano. En el año 2023, la empresa logró la rentabilidad alcanzando una facturación de 596,3 millones de euros (+61% interanual), y un beneficio neto de 17,8 millones de euros, cifras que contrastan con la pérdida neta de 20,4 millones de euros que sufrió en 2022. Este impulso va de la mano con su expansión internacional y con su incursión en otros modelos de negocio, como la compraventa de artículos de lujo, un servicio que ya está disponible en nueve mercados.

Además, el año pasado se mejoró el servicio de entrega de Vinted Go, con la instalación de aproximadamente 1.500 taquillas y puntos PUDO en ciudades clave de toda Francia. A mediados de año, Vinted Go adquirió la empresa de entrega holandesa Homerr, para mejorar las entregas. Por otro lado, la compañía también obtuvo una Licencia de Institución de Dinero Electrónico del Banco de Lituania para permitir el desarrollo de nuevos servicios y una mejor experiencia para los miembros.

Actualmente, Vinted está presente en 19 países de Europa y América, acumulando 65 millones de usuarios y una plantilla de más de 1.500 empleados. 

Imagen: Vinted y Canva.

 

Otros artículos de

Publicado por

Content Manager de Marketing4ecommerce
Periodista y Content Manager de Marketing4ecommerce desde 2021. Más de 180 artículos publicados sobre marketing y comercio online.

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Telegram

¡Todo lo que necesitas saber!

Apúntate a nuestra newsletter y recibe gratis en tu correo nuestros mejores artículos sobre eCommerce y marketing digital.