Copiar enlace

A partir del 1 de enero de 2024 ha entrado en vigor la Directiva europea DACC7 2021/514, una norma que obliga a las plataformas o páginas web, donde sea posible alquilar, vender o comprar bienes o inmuebles, llevar un registro sobre las transacciones de sus usuarios e informar a la Agencia Tributaria sobre ellas.

El objetivo es que los usuarios declaren sus ganancias, vigilando que no graven impuestos por medio de transacciones de grandes sumas de dinero.

Cómo es la nueva directiva europea

La tecnología y la crisis inflacionaria que ha azotado Europa en los últimos tiempos, ha hecho que los hábitos de consumo y compra de los usuarios se transformen completamente. En este sentido, aplicaciones de segunda mano, como Wallapop o Vinted, han ganado mucha popularidad especialmente entre el público más joven, que cada vez apuesta más por la compra y venta de productos de segunda mano y darle una segunda vida a los artículos que ya no usan.

Desde el 2022, Hacienda había avisado que comenzarán a revisar y controlar las transacciones que se hicieran en plataformas de compra y venta de segunda mano para evitar la evasión de impuestos, y hasta ahora, todo había quedado en advertencia.

Por ahora, las aplicaciones que deben declarar las ganancias de sus usuarios, son aquellas en las que se realiza venta o alquiler de bienes, servicios personales, medios de transporte o inmuebles, aportando desde datos personales de los usuarios, como cuentas bancarias, hasta cuantas transacciones realizó en el último trimestre y su ganancia.

Cuándo hay que declarar

La entrada en vigor de esta ley no significa que es necesario declarar a Hacienda cada vez que el usuario haga una transacción.

De hecho, Wallapop, una de las plataformas de segunda mano más populares de España, informó a sus usuarios mediante una nota de prensa en su Centro de Ayuda de que, «a partir del 1 de enero de 2024, Wallapop está obligada a recopilar, verificar y comunicar información a las autoridades fiscales sobre determinados vendedores que utilizan nuestra plataforma» y especificó que están obligadas a informar a las autoridades fiscales pertinentes cuando:

  • Un usuario acumule más de 30 ventas en un año natural, sin importar el importe de la venta
  • Las ganancias anuales de las ventas superen los 2.000 euros, después de haber descontado tarifas, impuestos y comisiones.

Asimismo, la plataforma avisó a sus usuarios que en caso de alcanzar cualquiera de los umbrales, los contactarían por correo electrónico y a través del centro de notificación, para completar la información legal que necesita el fisco. Esta información debe ser completada en los próximos 60 días naturales o, de lo contrario, el perfil del vendedor se bloqueará.

Qué impuestos habrá que pagar

Según la normativa, si un usuario adquiere ganancias hasta de 6.000 euros vendiendo artículos de moda y tecnológicos, deberá pagar un impuesto del 19%. Por su parte, si las ganancias oscilan entre 6.001 y 50.000 euros, el impuesto sube hasta el 21%, mientras que las ganancias de más de 50.000 euros generan un impuesto del 23%.

Además de esto, si las ventas a través de estas plataformas se hace de manera habitual y los ingresos superan el salario mínimo interprofesional, se considera que se está realizando una actividad económica, por lo que el vendedor está obligado a darse de alta como autónomo y comenzar a declarar el IVA.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!