Facebooktwitterlinkedin

Los adblockers, esas extensiones del navegador que permiten bloquear los banners de un sitio web, experimentaron un gran auge en los últimos años, en parte a causa del exceso de formatos publicitarios intrusivos que utilizan muchas plataformas. Ahora, con una mayor concienciación sobre la importancia de la usabilidad, parecen menos necesarios… pero se siguen empleando de forma masiva en el ecosistema digital.

España supera la media de uso de adblockers en el panorama mundial

Cómo cada año, las compañías de Hootsuite y We Are Social han lanzado su Digital Global Overview, un informe con el que hacen un recuento de los diferentes aspectos del mundo digital actual. El uso de adblockers es uno de sus temas de estudio, y en esta edición 2022 vemos cómo España ha ascendido en el listado, ubicándose como el decimocuarto país con mayor porcentaje de uso de estas herramientas de bloqueo de anuncios en el mundo.

adblockers mundo

 

En cualquier caso, este informe deja una conclusión curiosa: pese a ascender cinco puestos en el ranking, en realidad el porcentaje de usuarios entre 16 y 64 años que utilizan estas herramientas ha descendido, pasando del 41% al 38%. Con lo cual podemos identificar que durante el último año, se ha dado un decrecimiento en el empleo de estas herramientas entre los usuarios de 16 a 64 años de edad. Esto puede que se deba a que las plataformas web comienzan a tomar mejores medidas frente a las estrategias de publicidad intrusivas.

Además, recordemos que la propia Google emprendió hace unos años una campaña para desincentivar el uso de banners molestos, a través de la Coalition for better ads, cuyas recomendaciones se plasmaron en la implementación de su propio adblocker para Chrome. Google entiende que los banners intrusivos generan malas experiencias de usuario y esto puede llevar a que el posicionamiento de una web caiga. Quizá por ello, las webs están dejando de utilizar este tipo de publicidad y el uso de adblockers es menos necesario.

Otra posibilidad es que la implantación generalizada de detectores de adblockers, que impiden la visualización de contenidos mientras el usuario no desactive el adblocker ha llevado al abandono de este tipo de herramientas por parte de los usuarios. Hay que tomar en cuenta que los ingresos generados por este sistema de publicidad permite a muchos de los sitios web mantenerse a flote.

Un ejemplo podría ser en 2016 cuando The New York Times declaró la guerra contra estas extensiones, algo que para la fecha ya muchas web han copiado. Con esto el periódico estadounidense tomó una posición frente al uso de estas extensiones.

La generación de jóvenes adultos lleva la batuta en el uso de adblockers

De acuerdo al informe presentado, la mayor parte de usuarios de internet que hacen uso de este tipo de herramientas son hombres. En la gráfica que vemos a continuación, vemos cómo el estudio ha seccionado a la audiencia en 5 diferentes grupos en función de sus rangos de edad: 16 a 24 años, 25 a 34 años, 35 a 44 años, 45 a 54 años y 55 a 64 años.

Entre todos los grupos, el que tiene el mayor pico porcentual en el uso de adblockers es el segundo, que comprende a la población de jóvenes adultos. En este grupo, los hombres cuentan con un estimado de 43.2%, cuando el resto de grupos no excede el 40%. Mientras tanto las mujeres alcanzaron aquí un pico de 38,5%, lo que igual supone un contraste con el resto de grupos que no superan el 35%.

Esta gráfica también confirma que a partir de los 34 años en adelante, el uso de estas herramientas presenta una tendencia a disminuir, tanto en hombre como mujeres. Llegando así finalmente al último grupo, con los valores porcentuales más bajos.

Por qué usamos adblockers

Si ya hemos hablado de quiénes y qué tanto usan estas herramientas de bloqueo de anuncios, el siguiente paso es entender por qué presentan la necesidad de usarlos en un primer lugar. Dando respuesta a esto, el informe presenta la anterior gráfica cubriendo las razones más afirmadas por los usuarios. Dominando la lista con un 62,1% están quienes afirman que hay demasiados anuncios en su navegación, esto supone un crecimiento exponencial frente al 22,3% que afirmó lo mismo en el informe de 2021.

En segundo punto, encontramos que los anuncios se «ponen en medio», lo que podemos asumir hace referencia a los anuncios que fuerzan una interacción con el usuario para ser eliminados o poder continuar con la navegación. O incluso podríamos entender que trata sobre los anuncios intrusivos que desmejoran la navegación. De una forma u otra, un 55,3% está de acuerdo en esta afirmación.

Luego encontramos un porcentaje más o menos estable entre quienes los usan para proteger su privacidad, porque los anuncios no son importantes para ellos y quienes buscan dejar de ver contenido inapropiado; estos representan un 41,2%, 40,8% y 40,8% respectivamente. 

Qué sucedió el año pasado

España por debajo de la media en el uso de adblockers en el mundo

Como decíamos, en 2021 pudimos ver que España se encontraba en el decimonoveno puesto: con un 41% de los internautas españoles de entre 16 y 64 años usando un adblocker, un poco por debajo de la media global de 42.7%.

Un público más joven y masculino para esta herramienta

En continuación con el informe presentado, contamos con una gráfica que ofrece una comparación porcentual entre la cantidad de hombres y mujeres que hacen uso de estas extensiones. La misma se encuentran divididas en 5 rangos de edad, de 16 a 24, 25 a 34, 35 a 44, 45 a 54 y finalmente 55 a 64 años. El mayor porcentaje de este pasado año pertenecía a los hombres jóvenes, de entre 16 y 24 años.

También es visible como a medida que aumenta el rango de edad, disminuye el uso que se le da a los bloqueadores de anuncio. Esto puede deberse en gran parte a la falta de información presente en personas mayores frente a las actualizaciones del mundo digital.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Mostrar comentarios (1)

¡Mantente al día!