Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

No es habitual que Rocket Internet escoja España como el primer país en el que lanzar una de sus startups. En cualquier caso, es lo que acaba de suceder con Spotcap. Aunque los equipos de análisis de riesgo detrás de esta plataforma de crédito online están en Berlín, la empresa ha visto una oportunidad en el mercado español, a causa del bajo volumen de crédito procedente de los bancos tras la crisis financiera.

“No pasa a menudo, pero creeemos que la decisión de lanzarnos primero en España es la correcta”, afirma el Country Manager en España de Spotcap, Diego Bestard. De acuerdo con la empresa, desde que comenzaron su actividad en septiembre de 2014 han demostrado que el modelo de negocio funciona, y que “España es un gran mercado para nosotros”. Desde entonces, Spotcap ha comenzado a operar también en Holanda y Australia.

Spotcap, que se centra en ofrecer líneas de crédito a PYMES y freelancers, trabaja de una forma muy distinta a la mayor parte de empresas de P2P o crowdlending. Bestard explica que una de las partes más complicadas acerca de la puesta en marcha de una compañía de este tipo es establecer un buen equilibrio entre inversores y clientes, como en la mayor parte de los marketplaces.

Spotcap presta su propio dinero a los clientes

Para evitar tener que preocuparse por esto, Spotcap presta su propio dinero, algo que es posible gracias en parte a unas reservas de más de 18 millones de euros, que han ido acumulando durante los últimos meses (13M€ liderados por Rocket y Holtzbrinck, y 5M€ en una ronda de financiación de deuda en marzo de 2015) “La idea detrás de esto es ser capaces de operar con rapidez y dar una respuesta a nuestros clientes en menos de 24 horas”, dice Bestard.

Spotcap afirma que ellos intentan limitar la cantidad de papeleo necesario para los clientes potenciales, simplemente preguntando por información financiera básica, como los detalles de las operaciones llevadas a cabo en el año anterior. “No estamos interesados en el historial completo de las compañías, porque entendemos lo rápido que algunas de ellas crecen, y cómo eso puede afectar a sus balances”, afirma.

Entre septiembre y marzo, Bestard afirma que han ofrecido préstamos valorados en 1 millón de euros, y que planean alcanzar los 2 millones de euros muy pronto. Como resultado de este aparente gran interés por parte de los clientes, la empresa está planeando también elevar la cantidad que una compañía puede obtener de la plataforma, de los 50.000 a los 100.000 euros. Los tipos de interés cobrados por la startup varían entre el 0.5% y el 3%

“En los próximos dos o tres años veremos incluso más cambios significativos que afectarán a los servicios financieros y bancarios. Prestar dinero será sólo uno de los pilares que se vean afectados por la tecnología y las startups”.

Jaime Novoa, editor de Novobrief.com

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram