Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Inspirado por los servicios de dating, una startup sueca ha lanzado Selfiejobs, una aplicación comercializada como “Tinder de empleos” con diversas críticas como poco profunda o potencialmente discriminatoria. El fenómeno de Tinder crece de forma imparable y todo gracias a la inmediatez en la que suceden los acontecimientos. En realidad, casi no hay ni que darse de alta: uno conecta el perfil de Facebook al servicio y comienza a ver personas que pueden ser de su interés, y dentro de la propia aplicación se puede entablar contacto. La idea de extrapolar esta fórmula pensada para el ligoteo a la búsqueda de empleo surgió el año pasado y el proyecto se gestó poco después.

Planes de expansión en EEUU

SelfieJobs se lanzó en Estocolmo a finales de 2014, y actualmente está operando en Alemania, Noruega, Suecia, Dinamarca y los Países Bajos, además del Reino Unido. La compañía tiene como objetivo convertirse en 2018 en la aplicación más utilizada por los jóvenes europeos para buscar empleo, incluyendo planes de expansión a los EE.UU.

“Empezamos SelfieJobs con el objetivo de ayudar a los jóvenes en su búsqueda de empleo de una manera no vista antes”, dijo Martin Alto, CEO y fundador de SelfieJobs. “Unas notas sobre su educación y  experiencia laboral, su imagen favorita de Instagram y de vídeo de corta duración es todo lo que necesita para empezar” dice Tall. “Se pueden empezar a chatear con un simple me gusta simultáneo del demandante de empleo y el reclutador. Si la atracción es mutua fijarán una fecha para reunirse en la vida real”

Cuenta con 10.000 usuarios activos

En su corta vida lleva sumados más de 10.000 usuarios activos, fundamentalmente en los países nórdicos, aunque el alcance de este servicio es lógicamente global. Un usuario que ha pasado por todo el proceso para conseguir un trabajo es Jens Gustafsson. Pasó todo un verano solicitando cientos de puestos de trabajo de la manera tradicional. Luego decidió buscar empleo en Selfiejobs través de la aplicación. Hoy, él es el gerente de marketing de la compañía.

“Solicité 700 puestos de trabajo con currículos y cartas personales, cerca de tres meses. Entonces solicité esta posición con 20 segundos de vídeo y finalmente encontré un trabajo “, dice Gustafsson.

¿Cuál es el modelo de negocio?

En este caso Tall ha seguido la línea más convencional: un anuncio de prueba gratis, con la posibilidad de adquirir anuncios adicionales individualmente, o bien una tarifa plana de poco más de 50 euros al mes, y así “ahorrarse los intermediarios”.

Desde la compañía se contrarresta las críticas

Martin Tall dice que no puede predecir cómo los empleadores utilizarán la aplicación o los efectos que puede tener a largo plazo. Pero él no está de acuerdo con los críticos que dicen que la aplicación es superficial y que hay un riesgo de discriminación para los solicitantes de empleo. En Suecia, es común incluir fotos en las solicitudes de empleo tradicionales.

 

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario