Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Internet y las redes sociales se han convertido en el medio de comunicación más importante de nuestros tiempos generando cada día millones de contenidos de todo tipo; promociones de productos, imágenes, vídeos y muchos más. Aportándonos nuevas maneras de comunicar, generar, intercambiar y compartir contenidos.

Propiedad intelectual en redes sociales: la gran olvidada

Muchas organizaciones y empresas han empezado a utilizar estas redes sociales como vía para difundir sus productos y servicios, incluyéndolos en sus estrategias de marketing. No obstante, no siempre todo vale, sino que tenemos que tener en cuenta una serie de normas y regulaciones para no cometer ninguna ilegalidad. Para ello, es de suma importancia antes de colgar un contenido, sobre todo si es de un tercero, saber de dónde proviene, para así evitar una vulneración de los derechos de autor.

Que algo esté online no significa que puedas utilizarlo

El principal problema es que tendemos a pensar que cualquier contenido que se encuentra en la red es de dominio público, y podemos utilizarlo siempre que queramos, pero en realidad, que un contenido esté en internet no significa que podamos apropiarnos de él.

Al igual que todas las creaciones y obras de cualquier autor, ya sean artísticas, literarias, científicas, informáticas entre otras, que deben estar protegidas por la Propiedad Intelectual para que nadie las utilice de forma inadecuada, los contenidos en la red también han sido creados por alguien, por tanto, disponen de sus derechos, y que para su utilización, deberemos tener en cuenta.

Cada red social dispone de unas condiciones de uso, donde se especifican los usos y responsabilidades de los usuarios con respecto a los contenidos que hay publicados, así como los términos en los que cada red hace uso de estos contenidos. Normalmente, al entrar en un sitio web, nos aparece un mensaje donde debemos aceptar estos términos y condiciones de uso. De esta manera, cada red social se asegura de que los contenidos serán tratados con respeto y rigor.

Derechos de autor en Facebook

Facebook penalizará las publicaciones que inciten a compartirPor ejemplo, en los términos y condiciones de uso de Facebook podemos leer: “Eres el propietario de todo el contenido y la información que públicas en Facebook y puedes controlar cómo se comparte a través de la configuración de la privacidad y de las aplicaciones”.

Es decir, todo el contenido que subimos en dicha red social es de nuestra propiedad, y si alguien quiere compartirlo deberá hacerlo respetando nuestra autoría. Pero además, en caso que quiera utilizarlo de manera distinta a la original, deberá pedir permiso al autor para su utilización.

No obstante, estos derechos a veces no influyen a la propia red social, ya que la mayoría en sus términos y condiciones de uso expresan de forma clara que los contenidos que subamos a sus plataformas pueden ser usados por las mismas. Siguiendo con el ejemplo de Facebook, lo anuncia de la manera siguiente:    

“En el caso de contenido protegido por derechos de propiedad intelectual, como fotos y vídeos (“contenido de PI”), nos concedes específicamente el siguiente permiso, de acuerdo con la configuración de la privacidad y de las aplicaciones: nos concedes una licencia no exclusiva, transferible, con derechos de sublicencia, libre de regalías y aplicable en todo el mundo para utilizar cualquier contenido de PI que publiques en Facebook o en conexión con Facebook (“licencia de PI”). Esta licencia de PI finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta, salvo si el contenido se compartió con terceros y estos no lo eliminaron”.

La opción de las licencias Creative Commons

En definitiva, los contenidos que colgamos en medios online deberían ser respetados de la misma manera que las obras offline. Por tanto, sobre todo en el caso de las marcas, deberían encontrar maneras para que los contenidos de sus redes estén protegidos. Un ejemplo podrían ser las licencias Creative Commons, aunque existen otras alternativas.

Te recomendamos que antes de utilizar cualquier contenido colgado en la red te asegures que está libre de derechos de autor y que puedes utilizarlo. Si no es así, deberás ponerte en contacto con el autor para conseguir su autorización.

Recuerda, vulnerar los derechos de autor en redes sociales puede ser sinónimo de robar.

 

Imagen: DepositPhotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram