Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Google ha estado desarrollando a lo largo de los últimos cinco años lo que hace pocos días presentó como Noto, su nueva familia tipográfica “universal” y de código abierto. Con ella, el gigante tecnológico pretende eliminar barreras que limiten la comunicación en cualquier parte del mundo.

Noto: más de 800 idiomas y 110.ooo caracteres

El nombre de Noto viene de la frase “no más tofu”. Hace referencia al cuadro en blanco (similar a los cuadrados blancos que salen al cortar el tofu) que aparece cuando otras tipografías no son capaces de leer y expresar determinados símbolos. Y precisamente la nueva familia tipográfica de Google nace para evitar ese cuadro en blanco, y para eliminar barrera alguna que limite la comunicación o dificulte la experiencia del usuario. Noto presenta un aspecto elegante y unificado a través de distintos idiomas. Es una tipografía san serif, de código abierto (esto es, software gratuíto), que puede operar en más de 800 idiomas, y con hasta 110.000 caracteres. Viene en un pack de 500 megas, que puede descargarse al completo (los paquetes más grandes incluyen chino tradicional y coreano) o elegir sólo en los idiomas y estilos que interesen al usuario. En el caso del castellano, el pack tiene disponibles tres tipos de escritura (Sans, Serif y Mono), que ocupan 1MB, y que conforman un total de nueve estilos diferentes. Para ver la fuente y descargarla, podéis hacerlo accediendo a través de este enlace. Noto además, está disponible en el repositorio de fuentes de Google Fonts. Así mismo, los archivos de diseño de la fuente pueden localizarse en GitHub.

Un proyecto que ayuda a preservar la identidad de muchos idiomas

Noto, en realidad, comenzó cinco años atrás como una necesidad para los sistemas operativos de Android y Chrome de Google, para llegar a todos los rincones del mundo y tener conectados a todos sus usuarios. Y en la aventura contó con la colaboración de expertos en diseño de tipografía, como la fundición tipográfica Monotype, o Adobe, entre otros. Con ellos, Noto no sólo consigue que el problema del tofu desaparezca, sino que además ayuda a que lenguas poco comunes preserven su historia y su cultura mediante esta digitalización de su idioma. Google se ha comprometido a mantener su familia tipográfica muy actualizada, y como tal, se irán añadiendo todos los nuevos caracteres que vayan surgiendo.  

Imagen: www.pexels.com
Shares