Facebooktwitterlinkedin

El mundo está en una constante evolución por lo que la tecnología, redes sociales, estrategias de marketing y cualquier otra cosa que se te ocurra: siempre cambia. Un claro ejemplo es la televisión, la cual poco a poco ha sido reemplazada por las over-the-top (OTT), una nueva forma de entretenimiento y consumo de contenido que también ha abierto una puerta a la monetización.

Las plataformas OTT son plataformas que ofrecen contenido de vídeo y otros contenidos online dando a los usuarios la posibilidad de elegir qué ver, una alternativa que reta al método tradicional de la televisión vía antena o por cable. Hay grandes ejemplos de este tipo de plataformas que han conseguido el éxito en los últimos años, como Netflix en los contenidos de vídeo o Spotify en los de audio.

Si hablamos en términos generales, las plataformas OTT se encuentran en un punto en el que ofrecen una gran cantidad de posibilidades a nivel publicitario. Para que puedas visualizar mejor las oportunidades que ofrece el sistema OTT, te dejamos una lista de 4 características que pueden ser usadas como oportunidades al crear estrategias publicitarias:

  1. Es posible segmentar la publicidad por temas, áreas geográficas y factores demográficos. De este modo se asegura que el espectador tendrá interés en lo que se ofrece en el anuncio.
  2. Se puede obtener información que permita analizar las preferencias de los usuarios, teniendo en cuenta los dispositivos que utiliza y cuál es el tipo de contenido que está viendo. Esto permite comprender y mejorar los resultados de cada estrategia.

Cómo monetizar una OTT

El primer paso imprescindible para poder monetizar una OTT, es tener contenido de calidad, que capte la atención de la audiencia y los deje pidiendo más. Después de ello, se debe buscar una plataforma que brinde apoyo para alargar la vida de nuestros contenidos y a disponer de ellos para ponerlos al alcance de nuestros clientes con rapidez, facilidad y calidad.

Como sabes, los creadores de contenido, ya estén centrados en la televisión, redes sociales, páginas web o blogs logran obtener ganancias gracias a los espacios publicitarios, algo que también puede implementarse en las OTT. A este método se le conoce como Advertising Video On Demand (AVOD), haciendo referencia a que un plataforma puede mantenerse gracias a los espacios publicitarios. La AVOD monetización ofrece servicios gratuitos para los consumidores, ya que los ingresos proceden de la publicidad insertada. La plataforma te va a pagar según la cantidad de visitas que tenga tu OTT, algo muy similar a la dinámica que existe en la plataforma de videos Youtube

Otra posibilidad es la del SVOD o Subscription Video On Demand: básicamente la implantación de un modelo de suscripción que te permita obtener ingresos recurrentes a partir de la fidelización de tus usuarios. Es el modelo que utiliza Netflix, por ejemplo.

Finalmente otra de las vías más habituales para la monetización de este tipo de plataformas es el Transactional Video On Demand, que permite cobrar por acceder a contenidos concretos/exclusivos, algo frecuente en el ámbito deportivo, por ejemplo, donde los espectadores pagan por poder ver un partido en concreto.

Imagen de Freepik.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!