Facebooktwitterlinkedin

Desde hace algunos años, el ecommerce ha ido cogiendo gran relevancia en el entorno del marketing, uno de sus beneficios es el de tener la posibilidad de comprar un producto o servicio desde casa sin tener que moverte de ella.

Además, un estudio realizado por Elogia e IAB Spain recalca que 9 de cada 10 consumidores online utilizan en gran medida los marketplaces como un comparador de precios. En ellos, las valoraciones y comentarios de otros consumidores son decisivos a la hora de activar la compra.

Cada vez existen más portales o redes sociales que provocan en los consumidores esa decisión de realizar la compra. Según algunos estudios realizados, más del 40% de las iniciativas de hacer la compra son provocadas por la red social Facebook, y más del 30% de los clientes mexicanos utilizan Instagram como la red social que más les provoca a realizar las compras.

Existen algunos retos para las empresas, pero sin duda el no conseguir adaptarse al marketing digital es el peor reto al que se enfrentan. Pese, a que el marketing digital no consigue superar esa experiencia indiscutible de comprar en un comercio físico, lo que si permite conseguir llegar hasta los diferentes usuarios que tiene una empresa con el único y sencillo hecho de contar con acceso a internet.

Implicarse con el comercio electrónico

Sin embargo, cada nuevo avance que realices sobre el ecommerce es relevante. Se ha de tener en cuenta, que el trabajo que se lleve a cabo sobre innovación y desarrollo, deben ser transparentes y claros, al igual que los beneficios que se vayan a obtener de un determinado producto.

De este modo, una vez que se consigue entender y manejar este ámbito del ecommerce, llega el momento de disfrutar de sus beneficios, ya que una de sus virtudes se encuentra en el análisis de resultados en tiempo real. Además, de poner en marcha una segmentación más detallada de sus clientes.

Asimismo, un alto porcentaje de compañías que dominan el marketing de contenidos afirma que la garantía se ha aumentado, de algún modo, debido a haberle dado prioridad a las estrategias en sus contenidos.

En último lugar, debes tener claro que lo importante es invertir en un contenido de calidad, puesto que este te dará grandes beneficios con el tiempo.

Un estudio sobre estrategias de marketing digital revela que una determinada inversión debe constatar el 10% del beneficio bruto, aunque en realidad esta rentabilidad dependerá de la empresa.

Algunos aspectos a tener en cuenta

A continuación, vamos a valorar algunas tendencias de ecommerce para 2020 que han surgido de la relación entre vendedor y consumidor. Para detallar esto, se llevó a cabo un registro de más de mil consumidores provenientes de más de veinte países. El total de estos usuarios abarcaba cuatro diferentes generaciones, con la única finalidad de poder ofrecer un estudio mucho más amplio y minucioso de la relación que existe entre consumidor y vendedor.

  • Las compras han dado un paso agigantado, principalmente debido a que los consumidores precisas nuevos niveles de compromiso. Aun así, la relación entre el cliente y el vendedor crece y se fortalece en el momento en el que el consumidor se siente comprometido. Casi el setenta por ciento de los consumidores suele llevar a cabo una compra teniendo en mente con anterioridad una marca en concreto, lo que provoca que este hecho produce en ellos relaciones de lealtad que se refleja en las ventas.
  • La trayectoria que realizan los clientes a la hora de realizar una compra se está desenvolviendo cerca de los canales, dándole prioridad a los proveedores. Un estudio afirma que el aumento en el punto de venta acerca al consumidor a utilizar hasta ocho métodos de comunicación para ponerse en contacto con las empresas. De este modo, aproximadamente la mitad de los compradores, paga por transacciones en internet, acudiendo en primer lugar a redes sociales, y finalmente al uso de aplicaciones de mensajería.
  • Los comercios siguen siendo conocidos como establecimientos de hallazgos, experiencia y desempeño, teniendo una gran relevancia los espacios físicos, pese a que su papel esté en una evolución constante, con el principal fin de ofrecer una experiencia mejor para descubrir y cumplir.

En definitiva, los usuarios pueden palpar y notar el producto y comprarlo en el mismo momento si eso es lo que quiere. Esto les evitaría el tener que devolverlo si a la hora de probárselo no le convence. Aunque numerosos estudios aseguran que el sesenta y dos por ciento de los consumidores que han comprado un producto de manera online, prefieren ir a recogerlo a la tienda con el único objetivo de no pagar el envío.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram