Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Google España no afronta el mejor panorama. Agentes procedentes de la Agencia Tributaria y de Vigilancia Aduanera han presuntamente detectado que la filial del gigante digital podría no estar cumpliendo con todas sus obligaciones fiscales. La Agencia Tributaria ha registrado las sedes de Google en Madrid.

Por qué se registra la sede de Google en Madrid

En teoría, pese a operar en España y obtener muchísimos beneficios de sus ventas por Internet en el mercado de publicidad, Google apenas llega a pagar una cuota mínima de impuestos en nuestro país.

En realidad, ésta no es la única vez que Google ha afrontado problemas en Europa, pues ha habido casos similares alrededor de la Unión Europea a excepción de Irlanda. De hecho, la estructura de Google en Europa podría presuntamente estar detrás de la puesta en marcha una complicada trama de ingeniería financiera destinada a reducir su carga impositiva.

Actualmente, Google posee dos sociedades irlandesas: una está enfocada a la parte operativa (es decir, factura a sus filiales de cada país) y la otra figura como centro de control en Bermudas (aunque es de origen irlandés). A esta estructura también se agrega su presencia en Holanda en donde a la par de la facturación irlandesa, la que tiene presencia en Bermudas le factura a la de Holanda y luego ésta a la primera irlandesa: de este modo el dinero termina presuntamente en Bermudas, país considerado un paraíso fiscal.

La investigación acerca de la sede de Google en Madrid aún no es del tipo penal

Cabe mencionar (para no hacer más alarmante el asunto) que ésta es tan sólo una investigación administrativa, por lo que sólo en caso de que realmente se demuestre el presunto fraude y éste sea superior a 120.000 euros se podría tornar a una investigación penal (y esto, claro está, mientras se compruebe que hubo intención de realmente engañar a Hacienda). Por ahora, el punto central de la investigación es ver los posibles fraudes en el pago de Impuesto de No Residentes y de IVA.

Es posible, incluso, que el final de todo esto no sea tan caótico como aparentaría ser. En 2011 ya hubo una investigación abierta contra Google por temas relacionados con los impuestos de las sociedades, y todo al final se resolvió con la erogación de 1,9 millones de euros por parte de la filial española del gigante informático.

¿En qué crees que termine este embrollo contra Google? ¿Cuál es tu opinión y perspectiva de este caso? Comparte tu opinión.

 

Imagen: ShutterStock
Shares