Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

En el último año, el sector de logístico de mensajería realizó 215,8 millones de envíos en España y gracias al crecimiento del e-commerce, esta cifra no para de subir. Sin embargo, este es un mercado con poca penetración tecnológica. Estas son las premisas que llevaron a Oscar Pierre, emprendedor barcelonés de 22 años, a crear Glovo a finales de 2014, un servicio de mensajería y recadería basado en la economía colaborativa.

Glovo es una app que conecta a usuarios que necesitan comprar, enviar o ir a buscar un producto y recibirlo al momento con los glovers, personas que están dispuestas a ayudarles a cambio de una tarifa fija. El usuario realiza su pedido a través de la app y un glover recibe la notificación. Una vez aceptado el pedido, se inicia el encargo. A partir de ese instante y hasta que se realiza la entrega, el usuario puede seguir su pedido por geolocalización en todo momento y contactar con el glover a cargo de éste. Al hacerse la entrega, Glovo permite al cliente pagar cómodamente vía app y valorar a su glover.

Modelo de negocio basado en consumo colaborativo.

Basando su negocio en el consumo colaborativo, el fundador de Glovo define su servicio como rápido, económico, fácil y personalizado. En menos de 60 minutos, la aplicación permite de forma simple pedir lo que uno quiera de su ciudad: un ramo de flores, sushi, el cargador del móvil o un regalo. Pierre explica que “el equipo de Glovo trabaja para crear y ofrecer el servicio de recadería más eficiente del mundo gracias a la optimización de recursos que permiten las nuevas tecnologías y el modelo de economía compartida”.

Glovo, Acelerada por Conector

El pasado mes de enero Glovo fue una de las once start-ups seleccionadas por la aceleradora Conector para realizar su programa de aceleración y está mentorizada por Carlos Blanco (grupo Itnet), Sacha Michaud (Jdigital), David Tomás (CiberClick), Rubén Ferreiro (VIKO & ELOGIA), ademas de contar con Francesc Pi, Pere Mallol, Guillermo Llibre tanto como consejeros como inversores. Ahora, la empresa creada por Pierre acaba de cerrar su primera ronda de inversión de 140.000 euros con business angels del sector online en España. Oscar Pierre explica que “esta ronda de inversión nos permitirá ampliar el equipo, invertir en marketing online y expandirnos en España”.

Pierre sabe que gran parte del éxito de su proyecto reside en el buen servicio de los glovers y la confianza que estos generen. Por ese motivo, antes de fichar a uno, se le pide que rellene un formulario, acude a una entrevista y recibe formación por parte del equipo de Glovo. Asimismo, los usuarios pueden valorar a los glovers. En función de la experiencia y las valoraciones que reciban, los glovers ganarán un mayor o menor porcentaje del dinero pagado por los consumidores, siempre entre el 70 y el 80%.

Buena aceptación del modelo.

Desde su puesta en marcha, hace cinco meses, Glovo ya ha ejecutado más de 250 servicios, con un tiempo medio de 30 minutos y ha recorrido más de 750 kilómetros. El funcionamiento es muy sencillo: la app móvil conecta los usuarios con mensajeros independientes (Glovers) y permite comprar productos de cualquier restaurante, café o tienda; así como enviar paquetes urgentes a cualquier lugar de la ciudad.

En su camino hacia el éxito, Glovo ganó el concurso #BCNstartupsNetworks by Wayra como mejor pitch de la noche el pasado 19 de febrero.

Shares