Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Fab, fundada en 2010, ha sido durante los últimos años una de las principales referencias en el eCommerce mundial de muebles y decoración, con cifras tan asombrosas como la de conseguir alcanzar unas ventas de 4 millones de artículos vendidos y 10 millones de usuarios registrados en menos de dos años.

Y es que, además de ofrecer ganchos tan atractivos como los envíos gratuitos o la posibilidad de personalizar de forma sencilla la apariencia de sus muebles, Fab se convirtió rápidamente en una referencia del social commerce, en donde sus usuarios podían crear y compartir sus diseños de sofás, estanterías o mesas. Un modelo que emprendió su expansión internacional con Fab Europe y que recibió el apoyo de inversores en sucesivas rondas de financiación, llegando a recaudar un total de 240 millones de euros y rozando la mágica cifra de los 1.000 millones de dólares de valoración. Ahora, sin embargo, no corren buenos tiempos para Fab.

Fab planea un cambio de rumbo

A pesar de este rápido crecimiento (o quizá por su culpa) durante este último año, Fab se ha enfrentado a una auténtica crisis, que le llevó a recortar casi 300 empleos en el último trimestre de 2013. Lo cierto es que la compañía ha estado sometida últimamente a una considerable serie de bandazos que le han llevado incluso a perder parte de sus talentosos directivos, y a uno de sus cofundadores y máximo responsable de diseño.Ahora, según podemos leer en TechCrunch, la compañía ha decidido continuar realizando cambios, comenzando por nuevos recortes de plantilla, que podrían afectar a la quinta parte de su ya mermada cifra de 300 trabajadores.

De acuerdo con esta fuente, los planes de la directiva para reconducir el rumbo de Fab pasan por abandonar progresivamente la venta de productos de terceros, tal como ya había anunciado hace unos meses para su tienda europea (una decisión que ya te comentamos en estas mismas páginas). De esta forma, Fab se centrará en la venta de sus propios productos, que incluyen muebles, textil y (casi) cualquier objeto de decoración para el hogar, para tratar de asegurar la supervivencia futura de su negocio.

Shares