Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Con más de 746.000 seguidores, Nicanor García es uno de los instagramers más populares de España: un fotógrafo que trabajó como arquitecto y que ha basado su éxito en inmortalizar algunos de los edificios más singulares de todo el mundo. Aprovechando su presencia en Bizbarcelona 2017 hemos hablado con él para conocer un poco más acerca de su visión del mundo instagramer y cómo las marcas pueden aprovechar su potencial.

Entrevista a Nicanor García

Has participado recientemente en BIZBarcelona, hablando del poder de Instagram como herramienta de branding: ¿cuáles crees que son las principales ventajas de Instagram para las marcas frente a otras redes sociales como Facebook, YouTube o Twitter?

Cada red social tiene una manera diferente de relacionar a las personas, y nosotros decidimos qué combinación de ellas nos ayuda mejor. Aunque muchas redes utilizan la fotografía, en el caso de Instagram es su esencia. Es cierto que cada incorpora más utilidades y complementos, mensajes, vídeo, historias… pero la fotografía sigue siendo lo que define a Instagram.

Esto junto a su aspecto y entorno minimalista permite dar toda la intensidad al contenido que aparece en nuestro móvil. Podemos ir saltando de foto en foto, de galería en galería, pero cuando paramos cada fotografía llena toda la pantalla, todo nuestro dispositivo se transforma en una foto. Es un efecto parecido al cine, donde toda la atención está concentrada en la pantalla y en lo que ella está pasando. Pero en Instagram es más interactivo y, gracias a su sencillo sistema de agrupar temáticas por hastags (#) y vincular usuarios (@), nos permite construir nuestra propia película vinculando nuestros pensamientos a la secuencia de imágenes que vamos escogiendo.

¿Cuáles crees que deberían ser los criterios de una marca a la hora de elegir a un instagramer para su estrategia en redes?

Todo depende del contexto y lo que se haya propuesto transmitir la marca. Cada creador tiene una manera diferente de plasmar lo que ve, así que en cuanto a la forma hay mil opciones para cada estrategia.

De lo que se trata es de identificar si el fondo, los valores, son compartidos por la marca y el influencer. Si hay criterios comunes es fácil que el influencer se identifique con la marca y pueda transmitirlos de una manera natural. Por esa razón cuando una marca y un influencer tienen una colaboración a largo plazo el resultado es mucho más satisfactorio que cuando se trata de una acción rápida.

Así pues, la marca necesita transmitir al influencer sus valores con la máxima claridad para que la conexión con él y su mensaje sea compatible y se difunda con naturalidad y efectividad.

¿Terminará algún día el vídeo con el poder de las imágenes en Instagram?

No creo que eso suceda nunca. Una imagen puede tener tanta fuerza y consistencia como un vídeo a la hora de mostrar y explicar algún motivo. Si pensamos en el cine, el tráiler nunca ha desplazado al cartel de una película. Son medios complementarios que ayudan a llegar al mismo lugar, generar interés por una película.

 

Toblerone’s tetris | Tetris de toblerone #nicanorgarcia #architecture

Una publicación compartida de Nicanor García (@nicanorgarcia) el

Tienes 746.000 seguidores: ¿sientes alguna presión cuando te planteas subir una nueva foto a tu cuenta?

El compartir una fotografía no me supone ninguna presión. En sí eso es lo que deseo siempre como fotógrafo, compartir lo que veo para ayudar a otros a explicar sus edificio, sus ciudades, su cultura… De haber algún tipo de presión sucede antes, cuando estoy realizando la fotografía, cuando necesito que me convenza a mí mismo. Es entonces cuando he de conseguir que lo que estoy viendo se explique de la mejor manera, que adquiera toda la capacidad de explicarse en una imagen aquello que he reconocido y vivido.

Cuando una fotografía supera ese proceso y juicio interno, el hecho de compartirla es completamente relajado y positivo. Es el momento de ver cómo reaccionan los demás, si la imagen genera sensaciones similares o diferentes a las que me provocaron a mi. Es el momento de aprender para mejorar la siguiente fotografía.

¿Puede cualquiera ser un influencer?¿Qué rasgos crees que debería poseer alguien para convertirse en alguien con tanto poder social?

Considero que el concepto de influencer es algo que no se puede perseguir como algo aislado. Es la consecuencia del interés de los demás en una actividad que realiza alguien. Son los demás los que determinan quién les influencia, no uno mismo.

Si lo comparamos con un artista es más sencillo de entender. Hay muchas personas creativas, pero de ellas solo algunas son consideradas artistas. Y son aquellas en las que la intensidad, originalidad y carácter de su creación tiene suficiente interés, visibilidad, repercusión y reconocimiento en los demás. Podemos ser muy creativos, pero solo los demás, la sociedad, tienen capacidad de decidir quiénes son los artistas (o influencers) que los representan.

En este sentido cuanto más centrados estemos en nuestra actividad y más profundicemos en ella, más posibilidades se darán para que esta trascienda e influya en los demás.

¿Cuál es el peor error que puede cometer una marca a la hora de plantearse su estrategia en redes sociales?

Como comentaba es necesario que la marca transmita con claridad sus valores y cómo le interesa mostrarlos. Si esto se hace adecuadamente es difícil que haya grandes errores de planteamiento de estrategia.

Hagamos un poco de futurología: ¿cómo te imaginas Instagram en 2020?¿Seguirá existiendo?¿Cómo habrán cambiado el resto de redes sociales?

Dentro de 4 años, es fácil que Instagram siga desarrollándose y convirtiéndose en una herramienta más depurada, con más audiencia, extendiendo sus usos.

Las redes sociales están muy vinculadas a cómo se relacionan las personas. Son una interfaz que nos ayuda a hacer algo que podemos hacer de otra manera, pero que con una red social podemos potenciar y realizar con mucha más facilidad. Por ejemplo, hay redes de relaciones personales, de relaciones familiares, entre amigos, para viajar, para negocios, para compartir imágenes, vídeo, sonido, texto, noticias…

Todo esto ya existía en el siglo pasado, aunque fuera de otra manera, con métodos más básicos, pero también efectivos. Las redes sociales se han convertido en herramientas para optimizar procesos que hacíamos de forma natural. Entonces podemos esperar que en ese proceso las redes sociales sigan avanzando en el futuro a diferentes niveles: mejores interfaces, más intuitivos, más capacidad de interacción. Soy optimista y espero que cada vez se extiendan más, se simplifiquen y puedan ayudar a más personas.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram