Facebooktwitterlinkedin

El estudio Cisco Consumer Privacy Survey pone sobre la mesa la desconfianza de los españoles en la gestión de la privacidad de sus datos en el entorno digital. Así, más de la mitad de los españoles (el 56%) creen que no pueden proteger los datos privados que las empresas poseen sobre ellos.

La principal razón -citada por ocho de cada diez consultados- es que les resulta demasiado difícil conocer y comprender cómo se utiliza su información personal, seguida por la imposición en sí para poder utilizar aplicaciones o servicios (57%) y una clara falta de confianza en las políticas de privacidad declaradas (54%). De hecho, un 76% de los encuestados en España demandan una mayor transparencia y la asocian al respeto por los clientes.

Uno de cada cinco españoles han realizado alguna consulta sobre sus datos

Como respuesta a esta erosión de confianza, muchos consumidores están actuando por su cuenta para proteger mejor sus datos. Uno de cada cinco españoles (el 21%) han realizado alguna consulta sobre sus datos, mientras el 35% han cambiado de proveedor por sus malas prácticas de privacidad.

Al preguntarles por otras medidas de autoprotección, el 44% de consultados en España leen los consentimientos sobre privacidad, la mitad gestionan la configuración de las cookies de un sitio web antes de aceptarlas y el 41% de quienes tienen un dispositivo inteligente basado en voz en el hogar lo desactivan regularmente para velar por su privacidad.

Igualmente, cuatro de cada diez españoles (el 39%) consideran que el gobierno debería actuar como principal garante a la hora de proteger sus datos. El 71% califican el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) como positivo, pero realmente sólo el 28% conocen la normativa. Y aunque la gran mayoría creen que almacenar físicamente sus datos en España contribuiría a aplicar mejor el RGPD, casi la mitad (el 47%) rechazan esta medida si encarece el precio de los productos/servicios adquiridos.

Confianza en la inteligencia artificial, pero no en cómo las empresas la utilizan para tratar datos

El estudio también analiza los retos en materia de privacidad ante la explosión de aplicaciones desarrolladas en el marco de la inteligencia artificial. Así, el 45% de los españoles consideran que los beneficios potenciales de la IA superan el riesgo, y seis de cada diez (el 61%) están dispuestos a compartir datos personales anónimos para ayudar a mejorar los productos/servicios y la toma de decisiones comerciales.

Sin embargo, existe una desconexión entre las empresas y los consumidores: mientras que el 71% de las organizaciones afirman que la toma de decisiones automatizada se realiza de manera transparente, a casi las tres cuartas partes de los encuestados en España (el 73%) les preocupa cómo las organizaciones están utilizando sus datos personales para la IA.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!