Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Seguro que si estás leyendo esto, es porque en algún momento tus campañas de email han terminado en…. ¡la temible carpeta de SPAM!

Es bueno saber que si no fuese por los filtros anti-spam, estaríamos inundados de emails de Viagra Grati$, habríamos ganado la lotería 10 veces (sin jugar) o quizá seríamos herederos de un Rey en Nigeria.

La reputación de tus envíos, clave en la catalogación como Spam

¿Entonces, qué está pasando?: La reputación de nuestros envíos es lo que determina si el mensaje llega correctamente a la bandeja de entrada (inbox), a la carpeta de spam o directamente no llega (el 20% de los correos legítimos nunca llega a inbox).

La reputación de envío se basa en 3 aspectos:

  1. Aspecto Técnico: Autenticación (SPF, DKIM y DMARC), Infraestructura,  Reputación de las IPs y del dominio
  2. Mensaje: Cuerpo del email (HTML) y contenido (palabras, frecuencia, ratio texto/imagen…)
  3. Comportamiento: Aperturas (y no aperturas), clics, correo no deseado (quejas), higiene de listas, spamtraps etc.

Lo primero que debes revisar es: ¿estás bien autenticado? Para entendernos, esto es lo que te permite enviar emails con tu propia dirección desde tu plataforma de envío (info@tudominio.com) y al receptor, lo que le asegura que es un correo legítimo.

También es importante conocer tu reputación o si estás en una lista negra. Si has sido malo estarás castigado sin postre (¡y sin entrar a Inbox!)

Otro aspecto fundamental no es lo que haces, sino cómo lo haces. Esto se refleja en el comportamiento de tus suscriptores. Es, en resumen, cómo interactúan éstos ante nuestros mails: si los abren o no, si hacen click en él, si reciben demasiados, si nos marcan como Correo no deseado etc.

Es un modelo basado en en el compromiso: los proveedores de correo electrónico recurren menos al filtrado basado en equipos lógicos y más en los seres humanos, irracionales y emocionales.

Cómo evitar caer en spam

Todo esto es muy interesante pero… ¿cómo hago para entrar en bandeja de entrada y evitar caer en spam? Pues bien, no hay una solución mágica pero sí varios puntos que te ayudarán a entregar correctamente:

  • Cuando envías:
      • Listas limpias, actualizadas y opt-in
      • Incluye link de desinscripción
      • Asuntos breves, llamativos y directos
      • No envíes a inactivos (+ de 6 meses sin abrir ningún email)
      • No envíes con demasiada frecuencia (o demasiada poca)
      • Elige los días y horas de mayor apertura
      • Que tu proveedor de email tenga infraestructura óptima
  • Cuando reciben tus emails:
    • Que abran tus emails
    • Que no los marquen como spam
    • Que no los borren sin leer
    • Que añadan tu dirección a su libreta de contactos

En resumen, podemos decir que para que el comportamiento de nuestros clientes impacte de manera positiva, hay que ofrecer contenidos que interesen, sólo a quien interese y cuando les interese.

La reputación en el email marketing es como la confianza de unos padres en su hijo/a adolescente: cuesta ganarla y es muy fácil perderla en un sólo momento.

Por eso, elige tecnologías y expertos en entrega como Mittum para tus envíos. Es la diferencia entre llegar a spam o a inbox, entre gastar dinero o ganarlo, entre gritar o comunicar.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.