Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Si tuviéramos que mencionar alguno de los pilares de una buena campaña por correo electrónico, sin duda alguna tendría yo que mencionarte que el asunto de una newsletter es algo fundamental.

Lo digo en sentido literal: el asunto del email es lo primero que el usuario ve. Al abrir la bandeja del correo, el suscriptor o usuario tendrá la oportunidad de ver el asunto del correo que has escrito, y decidirá si lo abre o no.

Ante tal compromiso, saber elegir el asunto de eMail que vas a enviar como campaña de correo a tus suscriptores se vuelve una tarea con un alto grado de responsabilidad; te lo digo de otra manera: un error, un asunto nada atractivo o la inclusión de palabras consideradas spam pueden ser la diferencia entre la apertura o la papelera.

No existe una sola forma o regla sobre lo que se considere “un buen asunto de una newsletter“; todo varía según el concepto, el contexto y la audiencia a la cual te diriges. Sin embargo, sí te puedo decir que existen buenas prácticas y algunos cuantos trucos que puedes utilizar para lograr que este bloque de texto (tan importante) te lleve a tener muchas, muchas aperturas.

Claves para conseguir el mejor asunto de eMail

1. Cuida la longitud del asunto de eMail

En principio, cuida la longitud. El asunto una newsletter debe de oscilar entre 6 y 10 palabras en total, lo que en promedio nos da un total de entre 40 y 70 caracteres (recuerda, esto es en promedio).

El hecho de mencionar el número 70 es porque esa es la cantidad de caracteres que normalmente se van a desplegar bien en la casilla en donde se despliega el asunto de email, tanto a nivel escritorio cómo en móvil. De otro modo: si superas ese número quizás el mismo asunto ya no se despliegue de manera correcta, y tus usuarios simplemente perderán el interés en abrir el correo o no entenderán la idea principal de tu newsletter.

2. Cuidado con las palabras spam

Los servicios de correo electrónico populares, como Gmail u Outlook, han hecho bastantes esfuerzos anti-spam durante los años recientes. Existen algunas palabras que al usarlas dentro de tu asunto de manera constante y excesiva te pueden llevar a ser catalogado como spammer

Con esto incluimos palabras y combinaciones de palabras como “gratis”, “de última hora”, “% de descuento”, “llama ya” y todo lo que te suene a rebajas. Lo que te recomiendo es simplemente evitarlas o no abusar en los envíos a un mismo grupo de usuarios. De verdad, no lo hagas.

3. Apuesta por la creatividad

Por último y no menos importante: ¿Te atreves a intentar algo nuevo y creativo para llamar la atención de tus suscriptores?

Tan sólo hace algunos años, los múltiples servicios y aplicaciones email comenzaron a aceptar (o convertir, mejor dicho) de manera automática a los emoji dentro del asunto del email. Entonces, ¿Qué crees que pasaría si los utilizases?

El hecho de incluir un emoji de carita feliz o de sorpresa sobre el asunto de una newsletter promocional puede despertar simpatía en tus suscriptores. Incluso, si no te animas a esto (o te parece demasiado atrevido, si el tono de tu marca es muy serio), puedes apostar por los símbolos.

Y yo mismo te digo, que no es lo mismo leer en el asunto de una newsletter “¡Llegó la hora, Iván! ➔”, a “Llegó la hora, Iván”. El primero, simplemente le va a evocar a mi suscriptor otro sentido de “acción” dentro de su mente al incluir una flecha.

Así cómo estas 3 recomendaciones para desarrollar el asunto de una newsletter pueden existir muchas otras, quizás tú me puedes dar algunas en base a tu experiencia. Espero te haya servido, ¡Contáctame si tienes dudas!

Imagen: ShutterStock

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.