Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Métricas, métricas, métricas… Como se suele decir, si no se mide algo es imposible mejorarlo. Pero si hablamos de email marketing, estamos hasta cierto punto en un sector plagado de métricas, y en ocasiones se pierde el foco de qué es lo más importante a medir.

Un mundo de métricas de email marketing

Todos los que estamos en la industria del email marketing comprendemos la gran necesidad de obtener todos estos datos y medir los comportamientos mes con mes, ya sea a través de un análisis manual o a través de programas y plataformas más potentes.

En todo caso, el punto principal que hoy te quiero compartir es que, dentro del inventario de métricas existentes, hay algunas a las que les debes prestar particular atención; y no, no estoy hablando del ratio de apertura o del CTR, que son las métricas email marketing más conocidas.

Sin más preámbulos, te comparto a continuación. Al final, ya sabes que puedes dejar tu comentario o contactarme si tienes dudas.

1. La (terrible) tasa de spam

Interpretemos esta métrica cómo tu tasa de quejas; es la cantidad de suscriptores que te han marcado cómo un emisor de spam, y las razones pueden ser infinitas (desde algo intencionado hasta algo accidental).

Normalmente, no es algo que vayas a poder identificar con facilidad a menos de que tu sistema de envíos te brinde el dato y la función. Pero a grandes rasgos, es calcular el porcentaje de usuarios, sobre tu base de datos, que te han marcado como SPAM  – ya sea desde su servicio de correo electrónico o a través de los formularios de cancelación de suscripción que, normalmente y por ley, debes incluir en algún punto de tu newsletter (normalmente, al pie de la misma).

La métrica por sí misma debe importarte demasiado, puesto que su aumento significa que existen luces de emergencia que deben ser atendidas – ¡Ten mucho cuidado!

2. Tasa de rebote

Esta es otra de las métricas email marketing que quieres mantener en cero. A grandes rasgos, la tasa de rebote es el número de correos que “rebotaron” (no entraron) a una bandeja (esto es, simplemente, medir el total de rebotes generados sobre el total de envíos realizados originalmente). 

Esto puede suceder por diversos factores. Desde que la bandeja del receptor esté llena hasta que el propio receptor ya no exista. Para evitar altas tasas de rebote y que tu lista de envíos sufra penalizaciones, la recomendación que te doy es que hagas un mantenimiento constante (y limpieza) de tus bases de datos.

3. “List Growth” o crecimiento de tu lista

Lo normal es que tu lista crezca y siempre se mantenga en altos estándares de calidad, pero la realidad es que las listas normalmente se van reduciendo con el tiempo.

Por eso, toda creatividad aplicada no sólo a tus envíos sino a tu propia estrategia para la captación de suscriptores deberá de servir para alimentar el volumen de crecimiento de tu lista email y así tener comportamientos positivos alrededor del crecimiento de tu lista.

En sí, un sistema de envíos como Mittum te podrá decir fácilmente cómo es que tu lista está creciendo. La métrica en sí no es otra cosa que el crecimiento del volumen de audiencia (es decir, tu total de suscriptores de lista) entre el periodo de tiempo designado, que para efectos prácticos normalmente se evalúa mes a mes.

Click To Tweet

¿Tienes dudas? ¿Cuál es para ti, de estas métricas email marketing, la más relevante o a la que se le debe prestar mayor atención? De nuevo, espero tus comentarios.

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Mostrar comentarios (1)