Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Hace unos días te comentamos las conclusiones del último estudio de OC&C acerca del crecimiento del comercio electrónico internacional, en el que la tienda ASOS destacaba junto a eBay, Amazon o Zalando, como cuatro de los gigantes de la ecommercesfera global. De hecho, las ventas de ASOS a nivel mundial crecieron un 38% en 2013, con un aumento del 69% en Europa.

Tienda ASOS : Moda en blanco, negro… y rojo

La tienda ASOS tiene un diseño sobrio pero no aburrido, añadiendo el rojo como color comodín con el que romper la monotonía bianconera tan habitual en las tiendas de moda. De hecho, el diseño es uno de los puntos fuertes de este eCommerce. Un diseño que se refleja en sus fichas de producto, con diversas fotografías de cada artículo que, en algunos casos, van incluso acompañadas por vídeos. Tan completas como para llegar a incluir información útil acerca de cómo lavar las prendas, una guía de tallas, la posibilidad de compartirlas a través de redes sociales e, incluso, sugerencias de “looks” (prendas complementarias) con los que completar la compra.

En general, es sencillo encontrar un producto en este eCommerce. Hay un gran número de filtros y formas de ordenar las prendas, algo esencial en una tienda online como ésta, en la que se agolpan nada menos que 850 marcas distintas tratando de asomar en semejante catálogo, que incluye productos tan dispares como unas inclasificables gafas de sol de 400€ o un no menos inclasificable mono aleopardado.

Felinos al margen, en cuanto a la compra en sí, el pago en la tienda ASOS es posible a través de tan sólo dos vías: tarjeta de crédito y PayPal. Algo limitado para los fans de las transferencias y el contra reembolso.

Envíos lentos, pero gratuitos

A la hora de los envíos, ASOS lo hace muy bien… en principio. La entrega de tu compra es gratuita, pero siempre y cuando no te importe esperar unos largos seis días para recibirla. Si eres impaciente, o simplemente necesitas recibir tu compra cuanto antes, puedes optar por el envío express (3 días de demora), que te saldrá gratis si has gastado más de 75€. En caso contrario, deberás pagar 12€. Nada menos.

Si, cuando recibas tu compra en casa, no estás de acuerdo con su contenido o, simplemente, compruebas que has fallado a la hora de elegir una talla, podrás solicitar una devolución. Si el amargo motivo de tu descontento es causado por ASOS, la compañía te devolverá incluso los gastos de (re)envío. En otro caso, deberás pagar 4,80€ o 7,95€, en función de si prefieres depositar tu caja en un punto de recogida de la red Punto Pack o que un mensajero se acerque a recogerlo a tu domicilio.

Shares

¡Suscríbete!

Cada vez que alguien se suscribe a nuestra newsletter, un nuevo vídeo de gatitos se sube a YouTube.

He leído y acepto la política de privacidad.