Facebooktwitterlinkedin

Como una de las principales empresas tecnológicas a nivel internacional, Microsoft pisa fuerte en varias ramas del desarrollo de software. Sin embargo, en los últimos 10 años ha puesto especial énfasis en el software de código abierto. Incluso, la empresa de Bill recibió elogios de Linux por su participación en la Fundación Linux, un consorcio tecnológico sin fines de lucro que busca impulsar la comunidad Open Source.

Contrariamente a esto, la confianza y comunidad que ha conseguido la firma durante ese periodo estuvo al borde del colapso luego de que esta decidiera remover la funcionalidad Hot Reload de su última versión del framework de Microsoft, .NET 6, lanzado recientemente. Hot Reload permite a los desarrolladores recibir un feedback inmediato cuando están trabajando en un proyecto para facilitar la incorporación de cambios del código y evaluar los resultados de manera inmediata. Por lo que su remoción significó un paso atrás para los usuarios, que no se quedaron cruzados de brazos…

Microsoft levanta el descontento en la comunidad de código abierto

La incorporación de Hot Reload suponía un impulso frente a la competencia con Dart y Flutter, ambos productos de Google a los que esta característica les ha servido como un gran punto de venta. Sin embargo, la semana pasada el equipo ejecutivo de Microsoft tomó la decisión de remover la funcionalidad, a pesar de que ya habían estado probando un release candidate antes de su lanzamiento -que es prácticamente la versión final del framework- con esta característica incluida. Con la decisión, la empresa está yendo en contra de su idea original de desarrollar «un ambicioso proyecto para llevar Hot Reload al mayor número posible de desarrolladores de .NET».

Esto ha generado una respuesta adversa en la población de desarrolladores de código abierto, e incluso dentro de las mismas filas de Microsoft y del equipo de .NET, que se mostró en desacuerdo con la decisión. Como si fuera poco, el malestar se incrementó cuando la compañía tecnológica dijo que Hot Reload se incorporaría en la versión de 2022 de su producto Visual Studio: «Disculpen la confusión. Para aclarar, dado el número de escenarios en los que estamos trabajando, hemos tenido que priorizar :(. Como resultado, Hot Reload no se lanzará como una característica de la herramienta dotnet. Estamos doblando en VS 2022 con soporte para VS4Mac que vendrá más tarde», publicó Dimitry Lyalin, Gerente Principal de Programación en Microsoft.

El rechazo generalizado obligó a Microsoft a reincorporar Hot Reload

De acuerdo a unas primeras declaraciones anónimas, el cambio realizado sobre la implementación de Hot Reload en la versión .NET 6, fue una decisión ejecutiva enfocada hacia los negocios. Es decir, una decisión centrada en capitalizar la oportunidad de ganancia que esta nueva incorporación podría generar, ya que Visual Studio es un producto pago y no de libre acceso como es el caso de .NET.

Así, la inconformidad de la comunidad de Open Source, al igual que de los trabajadores de Microsoft que no se encontraban de acuerdo con la decisión, terminó por manifestarse en forma de solicitud para la reincorporación de Hot Reload en la actualización de .NET 6. En vista del amplio impacto de esta controversia, la casa matriz de Windows optó por desistir del cambio y aceptar la solicitud presentada por los desarrolladores. «Nos equivocamos al ejecutar nuestra decisión y tardamos más de lo previsto en responder a la comunidad» explicó Scott Hunter, Director de gestión de Programas en .Net, sobre la situación presentada.

Finalmente, a partir del 8 de noviembre los desarrolladores podrán usar el framework de .NET 6 libremente, con la función de Hot Reload incorporada. Por su parte, Microsoft ha sostenido en su blog que esta controversia fue simplemente un error y no una decisión de negocio: «Como ocurre con muchas empresas, estamos aprendiendo a equilibrar las necesidades de la comunidad de OSS y ser un patrocinador corporativo de .NET. A veces no lo hacemos bien. Cuando no lo hacemos, lo mejor que podemos hacer es aprender de nuestros errores y ser mejores en el futuro», expresó Hunter.

Luego de estas idas y vueltas, lo que queda claro es que por más poder que tenga una empresa, este siempre reside en la gente que se lo da. Microsoft lo entendió muy bien y corrigió su error con la esperanza de limar asperezas y retomar el cause de su trabajo con la comunidad de código abierto. El tiempo dirá.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!