Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

La cuestión peliaguda de los derechos de autor no está bien definida en el entorno digital, ya que en muchos casos no queda claro qué usos de los contenidos son legítimos y cuáles no. Un ejemplo signficativo de esto es el estado de las políticas de copyright en Youtube. ¿Podemos utilizar cualquier música, imagen o clip en nuestros vídeos?

En uno de sus últimos vídeos, el youtuber Jaime Altozano ya explicó de forma magistral cómo suele funcionar la legitimidad de los derechos de autor en la plataforma. En este artículo nosotros nos dedicamos a desgranar el asunto un poco más.

Aspectos previos a tener en cuenta sobre el copyright en Youtube

Antes de nada, hay que subrayar que el método que preserva la legitimidad de los derechos de autor de las obras publicadas en Youtube muchas veces no camina paralelo al sistema legal. Dentro del dilatado y vasto Internet -con microcosmos como Youtube-  la mayoría de los casos de infracción de copyright no llegan a litigarse.

Es obvio que los responsables de las obras audiovisuales no van a censurar a todo el mundo que haga un uso inadecuado de sus películas, series o canciones. Es un ejercicio imposible. Y a esto hay que añadirle también que las leyes en cada país son diferentes.

Content ID o cómo gestionar el copyright en Youtube

Con respecto a cómo se gestionan el copyright en Youtube, los propietarios de los derechos de autor pueden utilizar una herramienta llamada Content ID para asegurarse de que no se suben sus contenidos con copyright a la plataforma. El Content ID es un sistema creado por la red social que compara cada vídeo subido con una base de datos:

  • En primer lugar, los propietarios de los derechos envían un archivo sonoro o visual con los contenidos. Esta será la referencia que utilice Google para identificar su obra
  • Google crea una huella digital de esos contenidos, que pasa a la base de datos
  • Content ID se encarga de comparar los vídeos subidos por los youtubers con esa base de datos, tratando de identificar si alguien ha utilizado alguno de los contenidos protegidos por derechos de autor

En el caso de que algo coincida con una obra original, se emite una reclamación de Content ID y YouTube le da tres opciones al dueño de los derechos:

  1. Bloquear el vídeo (block worldwide) para que así sea inaccesible para todo el mundo.
  2. Monetizarlo: sacar beneficio económico a través de anuncios sin vetar el vídeo en la plataforma.
  3. Hacer un seguimiento de las estadísticas de reproducción (por ejemplo, los países donde ese vídeo es más popular).

Lo habitual es que los propietarios de los derechos opten por obtener ingresos mediante anuncios y, a veces, compartir estos beneficios con la persona que lo ha subido.

… aunque no es un sistema perfecto

El problema con esta herramienta es que no es un sistema definitivo de validez legal. Es decir, el algoritmo del Content ID solo detecta si una película, serie o canción fueron utilizadas; no dice nada sobre si ese uso es lícito o no.

A pesar de todo, si el sistema identifica erróneamente un vídeo que tiene todos los derechos de uso y el youtuber recibe la comunicación de la red social, se puede impugnar una reclamación de Content ID. En ese caso, se debe rellenar un formulario y la reclamación se retirará temporalmente.

A partír de ahí, el propietario de los derechos de autor puede hacer tres cosas: retirar la reclamaciónmantenerla o pedir que retiren el vídeo. En este último supuesto, se le enviará al usuario un aviso (strike) por incumplimiento de derechos de autor, pero el propio creador del vídeo denunciado aún puede presentar una apelación.

Así funciona Epidemic Sound, la fuente de recursos musicales de los youtubers

El incumplimiento del copyright en YouTube

Aunque se haga un uso legítimo de las obras y se superen los filtros de Content ID, puede pasar que al subir un vídeo alguien -muchas veces gente contratada por los dueños del copyright- emita un aviso por incumplimiento de derechos de autor.

A diferencia del Content ID, que permite llegar a acuerdos entre Youtube y los dueños de contenido, un incumplimiento de este tipo sí que se aplica de acuerdo con la legislación pertinente. Estos avisos son los más peligrosos porque a las tres advertencias o strikes en menos de 90 días YouTube cancelará el canal.

Sin embargo, hay ocasiones en la que muchos canales se cierran aunque cumplan la ley porque no hay nadie en Youtube que compruebe que todos estos avisos tengan realmente respaldo legal. De todos modos, en este caso también es posible enviar una contranotificación para restaurar el vídeo.

Music policies: la gestión del copyright de las canciones

Para gestionar mejor el copyright en Youtube, existe también un directorio para canciones, Music Policies, en el que te indica por canción que puede pasar con tu vídeo si la detecta dentro. Es muy buena herramienta para consultar qué puede ocurrir. A veces lo único que va a pasar es que se le van a dar los ingresos de los anuncios a los dueños de los derechos y a ti te van a dejar la canción (aún así, esto no es garantía legal de nada, el propietario de los derechos siempre puede cambiar de opinión en cualquier momento).

¿Y qué pasa con las covers?

Con las covers, esas versiones de canciones realizadas por los youtubers, pasa algo similar a lo que ya hemos comentado con las obras originales: es ilegal subir un vídeo cantando una canción que no es tuya. No hay vuelta de hoja. Existiría la remota posibilidad de adquirir una licencia de sincronización, pero está opción es muy complicada porque estos permisos se negocian individualmente con la discográfica.

Así que lo que la gente hace es subir sus covers y ya está, aunque las consecuencias que puede haber son las mismas que con las obras originales. Lo dicho: las grandes discográficas no se van a molestar a denunciar a todo el mundo que haga la versión de una canción.

Resumen: un escenario un poco inestable

En definitiva, el estado del copyright en Youtube es un escenario un poco inestable. Prácticamente todo se limita a una cuestión de suerte: saber si vas a tener suerte y el propietario de los derechos de autor no te pilla y, por lo tanto, no denuncia tu vídeo.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram