Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

En un contexto en el que la economía española en general trata de escapar sin demasiada fuerza de la situación de estancamiento postcrisis, es difícil encontrar buenas noticias que ayuden a mantener la esperanza en una recuperación a no demasiado largo plazo. En todo caso, si hay un sector de nuestra economía que pueda protagonizar el lado optimista de las páginas salmón de la prensa, ese es el eCommerce. Una vez más el eCommerce español está de enhorabuena. 

El eCommerce español creció un 29,2% en el último trimestre de 2013

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) acaba de publicar un nuevo Informe acerca del estado del eCommerce español, y las conclusiones no pueden ser más optimistas. Así, de acuerdo con los datos de la CNMC, el comercio electrónico en España alcanzó en el cuarto trimestre de 2013 un volumen total de facturación de 3.432,1 millones de euros, un 29,2% más que en el mismo periodo de 2012 en lo que supone un nuevo máximo histórico. En total, durante el cuarto trimestre de 2013, se registraron 54,5 millones de operaciones, un 31,5% más que el año anterior.

El turismo sigue siendo el motor del eCommerce español

Analizando los datos por partidas de gasto, el principal sector del eCommerce español sigue siendo el turístico. Así, entre las agencias de viajes y operadores turísticos y el transporte aéreo acumularon el 22% de la facturación de nuestro comercio electrónico, muy por delante de otros sectores como el del marketing directo (5,5%) y las prendas de vestir (5%).

Por su parte, la compra-venta de moda por Internet se consolida y ya ocupa la cuarta posición por volumen de negocio. En el cuarto trimestre, esta rama de actividad facturó 170 millones de euros, aumentando espectacularmente sus ingresos en un 90% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los asuntos exteriores del eCommerce español

De acuerdo con los datos de la CNMC, la compra-venta de bienes y servicios a través de Internet desde el extranjero con destino a España facturó 494 millones de euros y supuso un 14,4% del total. Por otra parte, la compra-venta de bienes y servicios a través de Internet desde España al extranjero supuso un 43,5% del total (1.492,5 millones de euros).

Por áreas geográficas, la Unión Europea continuó siendo el destino preferido para comprar por Internet con 1.337,2 millones de euros y un 89,6% del total, mientras
que Estados Unidos se mantiene como segunda opción con un 4,3% del importe total.

Shares