Cómo probar suerte en eCommerce [Caso práctico para probar con tus hijos]

Descubre paso a paso cómo trabajar en la validación y puesta en marcha de un sencillo proyecto de eCommerce junto a tus hijos.
probar suerte en ecommerce con tus hijos
22 de diciembre, de 2021
Copiar enlace

[Estaba yo pensando a qué dedicar este artículo, café en mano, barajando diversas opciones. Podría hablar sobre tendencias en eCommerce para 2021, o incluso recopilar una tonelada de informes sobre lo que ha sido 2020 en términos de adopción del comercio electrónico. Sería muy poco apropiado y soporífero.

También podría hablar de la Lotería, porque hoy es ese día del año en el que todos hablamos de la suerte. Y luego al rato, de la salud, claro. Pero resulta que yo no participo en juegos de azar, soy más de cultivar la suerte madrugando, probando, fallando y finalmente acertando. Tal vez, seas de los míos, o no; no pasa nada, respeto mucho ambas posturas.

En cualquier caso, la unión de los conceptos de “tendencias en eCommerce” y “probar suerte” me ha encendido la bombilla y ya sé de qué te voy a hablar hoy: de cómo probar suerte en eCommerce.

Pon en marcha tu eCommerce «en dos tardes»

Aunque este título suene a curso cambiavidas de esos cuyo precio acaba el “97”, te prometo que no es el caso. Por aquí tampoco consumimos de eso. Por cierto, invito a café a quien me explique por qué los precios de los cursos cambiavidas son siempre 197, 497, 1997 y cifras similares, acabadas en 7; me pone de los nervios…

Lo que voy a hacer es darte unas pautas para trabajar en la validación y puesta en marcha de un sencillo proyecto de eCommerce, que puedes usar para:

  • Aprender: la práctica hace al maestro. La mejor forma de ganar experiencia será montando tu tienda online.
  • Inspirarte: y buscar cómo llevar estas ideas a tu proyecto principal; encontrarás en este texto herramientas bastante interesantes.
  • Complementar: intentar montar un side project para por fin en 2021 tomar el control de tu dinero, vivir la vida de tus sueños y bla bla bla…
  • Hacer algo molón con tus hijos: esta es la razón guay, vas a aprovechar para montar una tienda online con tus hijos estas navidades… y van a flipar. Venga, ¡hazlo!

Elige la razón que más te guste y vamos allá.

Necesitarás una historia

Hoy en día si quieres diferenciarte vendiendo algo, necesitas trabajar una historia sólida. Porque no vas a vender el producto más barato, ni el mejor del mercado, ni el único con una tecnología revolucionaria. Vas a vender un producto más, pero le vas a dar un “por qué” a la gente que lo compre.

Como yo he elegido la opción 4, la de montar un proyecto de eCommerce para que mi hija por fin aprenda a qué se dedica su padre, pues voy a crear una historia en torno a la idea de enseñar a los jóvenes a emprender. Voy a diseñar productos con esa idea en mente.

Necesitarás un producto

Para esta historieta vamos a elegir la venta online de camisetas molonas. Es un sector muy saturado, lo sé. Pero es un producto que siempre tiene demanda y que premia enormemente la creatividad. Que es también lo que quiero fomentar con este ejercicio.

Además, es un sector tan maduro, que todo está automatizado y se puede conseguir el producto, personalizarlo en el momento de la compra y servirlo sin acercarte al mismo. Muy cómodo para este caso.

Otra pega es que es un sector con márgenes muy ajustados; el textil del montón tiene unos márgenes para echarse a llorar. Pero mira, a cambio vamos a poder poner en marcha nuestra tienda online con cero inversión. Y eso me interesa mucho para este (loco) ejercicio.

Necesitarás un cliente

Esta parte me encanta. Al contrario de lo que estarás pensando, te voy a revelar que el secreto de esta tienda online estará en buscar muy pocos clientes. Queremos un nicho de clientes muy pequeño. Pero donde nuestro producto e historia van a resonar a 100 decibelios.

Cuando queremos vender camisetas con diseños molones, lo que buscamos es la máxima “resonancia” entre nuestro producto y el cliente que pasa por delante. Que vea los diseños y no pueda evitar sentir el efecto «wow» (y pulsar el botón verde de comprar). Ese cliente no necesita una camiseta más. Pero la quiere.

Nuestros diseños molones (y nuestra historia de marca, recuerda), tienen que hablar en voz muy alta a nuestro cliente objetivo, aunque al resto de posibles visitantes ni siquiera les susurren y pasen de largo… Y paro ya de hacer metáforas con el sonido, prometido.

Para que nuestra tienda online de camisetas molonas tenga éxito, tendremos que construir:

  • Una historia muy bonita de por qué hemos montado esta tienda online.
  • Una “misión” o mensaje que inspire a nuestro cliente potencial.
  • Un producto que genere esa sensación de “wow” al verlo.
  • Un proceso de compra sin fricciones, para no perder ese “wow”.

Así que tocará hacer los deberes y definir muy bien ese público objetivo al que vamos a dirigirnos: cómo son, dónde viven, qué edad tienen, en qué trabajan, a qué dedican su ocio, tienen niños, qué valoran, cómo se divierten…

Recuerda, menos es más. Ya habrá tiempo de buscar otros colectivos de clientes. Ahora queremos un segmento muy específico, que sea súper fan de nuestros diseños. Cuanto más pequeño el grupo de clientes objetivo, más grandes serán las ventas de camisetas.

Necesitarás un altavoz

Esto es lo de siempre: no bastará con abrir la tienda online y esperar a que nuestros clientes súper segmentados pasen por la puerta “por arte de magia”. Tendremos que ir a buscarlos.

Por no enrollarme mucho hoy, os diré que lo tradicional sigue funcionando: una lista de email, una estrategia para publicar buenos contenidos y un motivo para que se suscriban será un buen punto de arranque.

Y luego tendrás que explorar las redes sociales. No sé si Linkedin o TikTok; o todo lo que hay en medio. Dependerá de tu segmento de clientes. Pero tienes que explorarlo con ganas. Se me ocurre que el vídeo será importante en este proyecto. El vídeo sirve para contar historias de manera muy potente. Y tienes una historia que contar, recuerda. Así que, nos hartaremos a hacer vídeo. Y el vídeo también sirve para enseñar producto molón.

Necesitarás validación

La cosa se pone interesante, ya veréis. Hace muchos muchos años, “un amigo” se dedicaba a montar tiendas online con productos que aún no existían. Lo hacía para “validar la demanda”.

Montaba una tienda en Prestashop, ponía varios productos con todo lujo de detalles, organizaba todo lo de alrededor con mucho celo profesional y enviaba 100 visitantes desde RRSS (pagando publicidad). Si la tienda ficticia recibía al menos 1 pedido (conversión del 1%), entonces la idea y el producto estaban validados.

Sí, luego tocaba llamar al pobre comprador, explicándole que el producto aún no existía. Se le explicaba el estudio de mercado, se le devolvía el dinero, se le enviaban 2 unidades del producto a futuro gratis y en general no había mucho más problema.

Ahora hay formas más simples de hacerlo: mira PickFu (de Pick for You). Por unos pocos dólares te generarán un fantástico estudio de mercado para validar diferentes versiones de tus camisetas molonas. Es una pasada.

La ventaja de usar una herramienta como estas es que obtendrás muchas más respuestas, porque todo será más fácil para el que está respondiendo. Pero, si quieres respuestas de aquí y no de EEUU, o prefieres ir a preguntar a un sitio donde sospechas que está tu cliente potencial, puedes simplemente colgar un par de fotos y pedir que la gente vote. TODO el mundo quiere dar su opinión, eso no falla.

Ve a grupos de Facebook, a Instagram, a tus grupos de Whatsapp del cole… incluso a Forocoches si te atreves. Pero ve y pregunta.

Necesitarás un proveedor

Como os decía al principio, la ventaja de ir a por camisetas molonas es que podrás encontrar fácilmente un proveedor dropshipper que prepare los productos y los envíe por ti. Busca en Google empresas de “print on demand”, que es como se llama esta historia. Encontrarás muchas. Ejemplos: LaTostadoraPrintfulTunetoo,…

Recuerda: los márgenes de estos productos serán muy pequeños, pero también el riesgo. No tendrás que adelantar nada de dinero en stock. Por eso es ideal para este ejercicio. Ah, y piensa que esto es aplicable a camisetas, pero también a merchandising, e incluso a libros, que se imprimen bajo demanda.

Por último, si te animas a investigar esto en serio, echa un vistazo a la opción de Merch by Amazon. Toda la comodidad de Amazon, para tu negocio de merchandising y camisetas molonas impresas bajo demanda. Ahí si que te olvidas de todo lo feo de este negocio. Con la envenenada magia y sencillez de Amazon.

Pero recuerda, márgenes pequeños (ganarás lo que indica como regalías en cada venta):

ventas y regalias

Necesitarás una plataforma eCommerce

Salvo que vayas por la opción de Merch by Amazon, el resto de proveedores te darán los productos bajo demanda, pero tú tendrás que montar la tienda online para enseñar el género y recibir los pedidos. ¡Y contar tu historia!

Merece la pena hacerlo con cierto gusto y cuidando todos los aspectos clave para la venta online. Que no se note que es un eCommerce descuidado y cutre. Hazlo bonito.

En cuanto a plataformas, la verdad es que vale casi cualquier cosa para validar este negocio; todas ellas admiten productos con tallas y colores, que es lo que necesitarás. Para poder hacer una integración sencilla con el proveedor de impresión bajo demanda, ve a lo clásico: Shopify. Se integra con todos ellos y no perderás ni un minuto en cuestiones técnicas.

Si eres de los que les gusta tener más control sobre la plataforma, tira por WooCommerce o Prestashop, que también se integran con casi todas las empresas de impresión bajo demanda.

Necesitarás un milagro

Hay mucho más después de esto. Necesitarás arropar tu tienda online con muchas acciones de contenido de calidad y de marketing.

También tendrás que pensar en cómo retener y fidelizar a tu cliente. O te gastarás demasiado dinero en encontrar a nuevos clientes y la tienda no será rentable nuca.

Necesitarás una buena atención al cliente. Y toda la administración en regla. Y GDPR, y cumplir toda la normativa, y… En fin, que necesitarás un milagro para terminar este proyecto antes de desanimarte.

Porque esto del eCommerce no es fácil. Salvo que te dejes acompañar para evitar los errores letales. Y para recibir ánimo y consejo. Pero recuerda, este que te he descrito es un proceso para lanzar en tiempo récord y sin inversión; sin humo ni promesas, una tienda online real. Nada más que eso.

No me digas que no sería un proyecto bonito para hacer con tus hijos, con tu pareja o con unos amigos. Lo que aprenderías. Mejor que ver Netflix. Tener tu tienda de camisetas molonas… hecha por tus hijos 😊​.

Imagen: Depositphotos

 

Publicado por

Director de Estrategia en Ebolution

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp

¡Todo lo que necesitas saber!

Apúntate a nuestra newsletter y recibe gratis en tu correo nuestros mejores artículos sobre eCommerce y marketing digital.