Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Los seguidores en redes sociales tienen el efecto llamada de los camiones aparcados a la puerta de un bar de carretera. “Ahí se debe comer bien”, pensamos, antes de entrar sin mirar siquiera sus opiniones en Tripadvisor. Conseguir esos seguidores implica estrategia, trabajo y tiempo. Para los que no quieren esperar, existe la opción de comprarlos.

¿Es bueno comprar seguidores en Twitter?

En el ya clásico debate de calidad versus cantidad, la premisa es que mejor pocos y buenos que muchos y malos. Sin embargo, los precios bajos y la facilidad para acceder a estas herramientas hacen que muchos asuman los riesgos. Entre ellos, acabar con la reputación digital de una marca si nuestros seguidores reales se dan cuenta de que se están sumando a una masa de huevos procedentes de exóticos países y con nombres tan originales como @fwx15704 (no te molestes en buscarlo, es inventado 😉 ).

El perfil de quien apuesta por comprar seguidores en Twitter es variado y sus motivos diversos: desde emprendedores o empresas que están comenzando a bloggers o celebridades y, por supuesto, políticos. Los motivos para comprar seguidores en Twitter pueden ser crecer rápidamente o no distanciarse del crecimiento de la competencia. Otro uso menos extendido es el de dañar su reputación, ya que en el proceso de compra en ningún momento se solicita verificar la propiedad de la cuenta. Así que puedo comprar 10.000 seguidores para la marca o blogger rival, y cuando se incorporen lo denuncio a otros usuarios, por su comportamiento poco “limpio”.

En cualquier caso, es cierto que esos seguidores de pago pueden ayudarnos a que otros reales nos sigan e interactúen con nosotros. Igual que en el bar de carretera. Pero si decidimos comprar seguidores en redes sociales, debemos ser conscientes de que siempre serán seguidores de baja calidad, sin un interés real por nuestra actividad, y calibrar el riesgo que asumimos para nuestra reputación.

Click To Tweet

Herramientas para comprar seguidores en Twitter

  • Compra-seguidores: Una de las más recientes y tal vez la más completa. Aquí puedes comprar casi de todo a los precios más competitivos. Por 10 euros (9,99€) te llevas 1.000 followers de Twitter, y puedes elegir si son reales o bots, evitando la invasión de perfiles “huevo” de la que hablábamos. Pero también puedes comprar RT, FAV o Me Gustas para dar vida a tu página de Facebook, cuentas antiguas,  suscriptores, visitas o comentarios a tus vídeos de Youtube, tráfico web… Un plus: garantiza el país de origen de los followers que compras.
  • CompraSeguidores: Muy similar a la anterior y con dos años más de recorrido en el mercado, te permite comprar seguidores en Twitter, Facebook o Instagram. Además de vender seguidores en redes sociales también ofrece reproducciones en Youtube y Soundcloud, RT, tráfico web… Desde 15 dólares los 1.500 followers en Twitter hasta 370 dólares por 100.000.
  • FollowerFactory: Esta página anglosajona está especializada en Instagram. Ofrece seguidores desde 10 dólares y likes desde 15 dolares el millar, pero también permite followers de Twitter, suscriptores de Youtube y reproducciones de Soundcloud.
  • ComprarSeguidores: Con unos precios un poco más caros (25 dólares los 1.000 followers en Twitter o 75 los 500 fans en Facebook), oferta seguidores y todo lo necesario para posicionarte en redes sociales: RT, FAV, likes en Instagram, shares en Facebook…
  • FollowersYa: Un página sin pretensiones, a 20 dólares los 1.000 seguidores de Twitter, seleccionando su país de origen entre España o América Latina.

Click To Tweet

Si conoces alguna otra herramienta para comprar seguidores en twitter o en otras redes sociales, no dudes en avisarnos. No es para nosotros, es para un amigo de un primo…

Click To Tweet

Y si utilizas alguna… damos por hecho que no pasarás por aquí a contarnos cómo te va la experiencia 😉 .

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Mostrar comentarios (3)