Si tienes una empresa, te dedicas profesionalmente al marketing o simplemente tienes madera de community manager, las redes sociales son herramientas fundamentales para ti. Herramientas como el Google Analytics, una automatización controlada y un buen VPN pueden ayudarte a que tus redes crezcan como nunca antes lo habías imaginado, ¡siempre y cuando no cometas los siguientes errores! Saca papel y lápiz y comienza a anotar lo que no debes hacer.

1.No prestar atención a las interacciones y comentarios de tus seguidores

El marketing a la antigua usanza era unidireccional y diseñaba sus campañas con el objetivo de comunicar un mensaje específico en un determinado medio: prensa escrita, televisión, radio, etc.

Este paradigma ha cambiado en la era digital, y actualmente los mejores especialistas en marketing destacan la importancia del diálogo en sus estrategias. Las campañas de marketing ya no funcionan si están orientadas solamente en términos monológicos, así que necesitan de un ida y vuelta con sus usuarios y seguidores. Comunicar tu mensaje, entonces, ya no es suficiente: te hace falta escuchar lo que responde la comunidad que rodea a tu empresa y actuar de forma acorde. El primer error es pasar por alto este aspecto que puede determinar por completo el destino de una empresa.

2. No hacer un seguimiento adecuado de las estadísticas de tus redes sociales

Otra forma de escuchar a tu audiencia es observar con atención qué tipo de comportamiento presenta desde la perspectiva del big data. Para esto tienes a tu disposición diferentes herramientas de análisis como Google Analytics o las estadísticas de Facebook.

A priori parece que simplemente son contadores de visitas, pero son muchísimo más que eso. En primer lugar te aportan una información decisiva sobre los perfiles generales de tus seguidores: de dónde son, de qué edades, qué gustos tienen, qué lenguas hablan, etc. Y, en segundo lugar, te explicitan de qué forma interactúan con tus publicaciones. ¿Prefieren contenidos más visuales? ¿Les gustan los términos positivos? ¿Están más activos en unas horas que en otras? No te contentes con saber: responde en consecuencia.

3. No proponer suficientes llamadas a la acción

Las redes sociales son un espacio de diálogo, ¿recuerdas? Si tus publicaciones son simples mensajes que no esperan un feedback por parte de tus seguidores, tus redes sociales irán muriendo poco a poco. Necesitas darles vida involucrando a tu comunidad para que todas las personas que la conforman se sientan partícipes de tu empresa, tu proyecto y tus ideas.

¿Has pensado en lanzar preguntas de vez en cuando? ¿Tienes una newsletter a la que se puedan suscribir? ¿Has hecho algún sorteo alguna vez? Todas estas son maneras de mantener a tu audiencia conectada y satisfecha con tus redes.

4. Depender en exceso de la automatización

La automatización es útil e incluso necesaria a la hora de planificar tu estrategia de marketing en las redes sociales, pero un exceso de automatización o una automatización mal gestionada puede tener un efecto muy negativo para tu proyecto. A las personas no les gusta ser tratadas como robots, así que reclaman contenidos originales, cercanos y humanos para sentirse vinculadas a una red.

Herramientas como Buffer son muy útiles a la hora de posicionar tus publicaciones en horarios complejos y cubrir la cuota de posteos necesaria para que tus redes sociales permanezcan activas, pero debes tener mucho cuidado de no dejarte llevar en este aspecto.

5. No utilizar una VPN

Una VPN es una de las herramientas fundamentales para una buena planificación de marketing, por dos razones. Por una parte, su conexión encriptada te garantiza una seguridad extraordinaria para toda la información que envías y recibes a través de tus redes sociales, incluidos datos sensibles como tarjetas de crédito, contraseñas, etc. ¡Lo último que querrías es perder el control de tus redes por culpa de una conexión débil! 

Por otra parte, el uso estratégico de las VPN te permite conectar tus redes a través de servidores de diferentes países para interpelar de forma más cercana a tus seguidores en otras partes del mundo. Si quieres crecer, tarde o temprano vas a tener que articular tus herramientas SEO con servidores diversos localizados en tus áreas de mayor influencia. ¡Cuanto antes comiences, mejor te irá!

¡Recuerda siempre!

Las redes sociales no son canales unidireccionales de comunicación, sino espacios de diálogo y encuentro con las personas interesadas en tus proyectos. Escuchar lo que tu audiencia dice –y saber leer lo que hace– es la clave fundamental a la hora de cuidar y hacer crecer tus redes sociales. ¡La imagen de tu proyecto depende de ello!

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram