Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Dieciséis años, ni más  ni menos, han pasado ya desde que en 1998 PayPal apareciese en el mercado como una novedosa alternativa para realizar transferencias de dinero. En su proceso, ha experimentado diversos cambios y lavados de cara, incluida la compra por parte de eBay en 2002. En la actualidad, 135 millones de usuarios registrados en todo el mundo utilizan PayPal, y dentro de poco podrán experimentar su nueva evolución.

Pagar con Paypal será más sencillo

Recientemente, esta compañía norteamericana ha anunciado que, a partir de ahora, sus usuarios ya no tendrán que pasar por el website de PayPal para completar una transacción. Eliminando el redireccionamiento, todo el proceso de pago transcurrirá en la web del vendedor.

Mediante este sistema, denominado “In-context Checkout”, PayPal prevé que los eCommerce puedan incrementar sus ventas, al eliminar trabas y acelerar el siempre crítico proceso de pago.

Además, la empresa está trabajando para que sus usuarios puedan comprar en cualquier eCommerce utilizando sus propias credenciales de PayPal, lo que les permitiría evitar los siempre tediosos procesos de registro.

Más novedades

El In-Context Checkout no es la única novedad que esta empresa de pagos virtuales ha presentado en los últimos tiempos. En octubre, la compañía anunció la posibilidad de que los clientes puedan realizar pagos en el mundo físico a través de su aplicación para el móvil.

Mediante este sistema, los usuarios de PayPal podrán realizar sus compras mediante un código QR que la App generará para autentificar el pago, y que será leído por los comerciantes a través de un escáner o TPV Está previsto que este sistema, disponible a partir de febrero, pueda ser utilizado en casi dos millones de tiendas de los Estados Unidos.

Por otra parte, PayPal también ha creado el servicio “Bill me later”, un sistema de pagos aplazados que permitirá a sus clientes poder posponer el pago de una compra durante seis meses como máximo. La utilización de este servicio dependerá de la aceptación de cada operación por parte de una entidad financiera colaboradora.

Shares