Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Si te gustan las historias de espías (al estilo James Bond, Bourne o, si lo prefieres, Mortadelo y Filemón) sabrás que cuando una gran megacorporación está preparando un proyecto ultrasecreto para dominar el mundo, suele utilizar un nombre en clave para referirse a él.

Algo así como “Operación Trueno del Espacio” o cualquier otro nombre rimbombante que pueda asustar a quienes lo conozcan, pero que no desvele demasiado sobre sus detalles.  Pues ese formato es precisamente el que ha escogido Google para nombrar a su último, ultraambicioso y ultrasecreto proyecto… excepto por ligeros detalles, como que ya no es demasiado secreto y que el nombre elegido no da demasiado miedo. Te presentamos YouTube Backstage.

Qué es YouTube Backstage

Backstage es el nombre en clave elegido por YouTube para designar a un proyecto destinado a cambiar para siempre el Universo SocialMedia tal y como lo conocemos.

Piénsalo por un momento: existen miles de redes sociales en todo el mundo, con cinco grandes nombres por encima de todas ellas: Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat y YouTube. Cada una de ellas se está esforzando al máximo por evolucionar y conseguir acaparar cada vez más territorio a sus rivales. En el caso de YouTube, hasta ahora la red social de Google (¿todavía existe Google+?) parecía sentirse muy cómoda con su posición de absoluta dominadora del vídeo social.

Hasta ahora.

Tal y como ha desvelado el medio norteamericano VentureBeat, Youtube Backstage es la nueva apuesta del equipo de esta red social para evolucionar y parecerse cada vez más a los líderes del sector, Facebook y Twitter. Así, YouTube Backstage permitiría a los usuarios compartir muchos más tipos de contenidos al margen de sus clásicos vídeos: fotos, enlaces, posts (la publicación habla de posts “al estilo Twitter”) e incluso encuestas, que harían evolucionar el potencial de YouTube a una nueva dimensión, al más puro estilo Pokémon Go.

Todas las novedades de YouTube Backstage

Por supuesto, de hacerse realidad este proyecto, YouTube Backstage implicaría necesariamente una serie de cambios en la forma de uso que habíamos conocido hasta ahora en esta red social. Así, mientras que hasta el momento la actividad de un usuario de YouTube se ceñía a ver vídeos, compartirlos, comentarlos, hacer likes y suscribirse, en la nueva realidad paralela en la que vive por el momento Backstage los usuarios se encuentran con un feed de últimas actualizaciones que se muestra en orden cronológico inverso, lleno de imágenes, textos… y vídeos, claro.

Es decir, el grado de interacción entre los usuarios crecerá de forma exponencial.

Una nueva forma de relacionarse con y entre Youtubers

Por supuesto, esto cambiará radicalmente la forma de interactuar en YouTube, ya que las conversaciones no se limitarán a mensajes semiclandestinos en el apartado de comentarios de un vídeo. Los usuarios de esta evolución de la red social podrán contestar a otros usuarios utilizando, por ejemplo, imágenes, lo que enriquecerá notablemente su experiencia de uso.

¿Y la publicidad?

Evidentemente, todas estas novedades harán que la red social sea mucho más atractiva, que aumente su uso y… su potencial publicitario. Como te hemos contado en más de una ocasión, YouTube se ha esforzado en que cada vez más marcas utilicen sus servicios para promocionarse. En el caso de la renovada Backstage, no sería raro que todas esas marcas puedan aprovecharse además de nuevos formatos de YouTube Ads con los que interactuar con su público.

El abrumador poder del vídeo

En los últimos meses hemos asistido a un proceso revolucionario en el Universo SocialMedia. Sin sangre de por medio ni tumultos hoz en mano (que sepamos) pero revolucionario al fin y al cabo.

Algo así como si alguien hubiese cogido todas las grandes redes sociales, las hubiese introducido en una batidora gigantesca (de una escala astronómica, en realidad) y hubiese apretado el botón del turbo. En esta toma de la Bastilla social, Twitter se ha Facebookizado, Instagram se ha Pinterestizado, Twitter se ha Whatsappizado y todas (todas, todas) han intentado parecerse cada día más a Snapchat. Un proceso en el que han ido dando cada vez más poder al vídeo y que ahora YouTube recorre en el sentido contrario.

Veremos cómo acaba esta revolución.

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario