Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Google utilizará una nueva generación de modelo de Inteligencia Artificial junto con empresas externas para verificar los estándares de su servicio de publicidad y solventar la crisis por la que los anunciantes han retirado sus campañas al localizar sus anuncios en vídeos ofensivos en YouTube.

El boicot a la publicidad del gigante de internet

Dos semanas después de que grandes compañías como Wolkswagen, Toyota o Havas comenzaran a retirar sus anuncios de YouTube debido a que aparecían en vídeos con contenidos ofensivos o violentos, Google planea su nueva estrategia para tratar de detener la crisis que ha ocasionado este boicot.

La promesa inicial de Google de ofrecer nuevos controles a los publicistas para que pudieran elegir la localización de su publicidad no frenó el descontento y el boicot que se generó. Esta crisis encendió un debate en la publicidad digital sobre la seguridad de la marca, o aseguramiento de calidad en la publicidad dentro de los estándares de internet.

Desde entonces, Google ha trabajado en mejorar su capacidad para marcar los vídeos ofensivos en YouTube y deshabilitar de inmediato los anuncios que pudieran aparecer en ellos, y en su esfuerzo ha asignado más herramientas de inteligencia artificial para descifrar la enorme biblioteca de vídeos de YouTube.

Además, la división principal de Alphabet Inc. permitirá a empresas externas verificar los estándares de calidad en su servicio de vídeo, al mismo tiempo que amplía sus definiciones de contenido ofensivo.

La inteligencia artificial de Google localizará vídeos ofensivos en YouTube

Google es pionera en el campo de la inteligencia artificial y ha utilizado el aprendizaje automático (machine learning) para mejorar muchos de sus productos y servicios, en la cual se incluye la recomendación de vídeos en YouTube y la misma publicación de publicidad en la plataforma.

Pero el poder clasificar de manera automática vídeos enteros, marcarlos y filtrar su contenido es un esfuerzo de investigación mucho más difícil y costoso, y uno en el que Google no se había centrado hasta ahora. “Cambiamos a una nueva generación de nuestros últimos y mejores modelos de aprendizaje automáticocomentó Philipp Schindler CBO de Google. “No lo habíamos desplegado hacia esta problemática porque el problema era minúsculo, y tenemos recursos limitados”.

Y es que, de acuerdo con Schindler, Google descubrió que los videos ofensivos en YouTube que fueron etiquetados en los últimos informes de prensa, representan aproximadamente un milésimo de un porcentaje del total de los anuncios mostrados.

Sin embargo, el tamaño de YouTube en constante crecimiento puede elevar esta cifra rápidamente. Y la atención del tema coincidió con la creciente presión de la industria en Google, el mayor anunciante digital del mundo, para mejorar sus estándares de medición y calidad.

Una demanda que ha sido frecuente es que Google permita a otras compañías verificar los estándares en YouTube. Es por ello que para tranquilizar a los anunciantes, Google también ha introducido un sistema que permite a empresas externas, ComScore e Integral Ad Science, verificar los estándares de calidad en la publicidad que se ofrece en YouTube.

Verificación de terceros y nuevas políticas de publicidad se añaden al plan de Google

Aunado a estas nuevas estrategias para mejorar la calidad de los anuncios en su plataforma de vídeo, también se han actualizado las políticas de publicidad, en la que se ha expandido la definición de contenido ofensivo en YouTube.

Se marcarán como potencialmente peligrosos o peyorativos los vídeos que contengan lenguaje que fomente estereotipos negativos sobre minorías o eventos históricos sensibles, como el Holocausto.

Google pretende que los anunciantes vuelvan a confiar en YouTube y en su red de anuncios para traer de vuelta sus campañas publicitarias y trata de ofrecer todas las garantías posibles.

Con estas nuevas herramientas se ha logrado marcar cinco veces más vídeos ofensivos en YouTube lográndolos aislar, pero solo el tiempo dirá si estas medidas tienen el peso suficiente para dar frutos y lograr de nueva cuenta la confianza de sus publicistas.

Imagen: Shutterstock.com

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario