Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Los vendedores españoles en eBay adoran la economía colaborativa: la usan para vender artículos que ya no necesitan, para ser responsables de su entorno y prefiere realizar sus transacciones sin intermediarios

La economía colaborativa en España, Italia y Francia, a examen

El potencial de crecimiento de la economía colaborativa es muy favorable. El poder compartir bienes y servicios por medio de internet se ha potenciado debido a la crisis por la que hemos pasado en los últimos años y desde la creación de eBay en 1995 se han creado otras startups de economía colaborativa propiciando la aparición de nuevos hábitos de consumo.

Con el objetivo de profundizar éstos hábitos y otros aspectos relevantes de la economía colaborativa, eBay ha lanzado un estudio en España, Francia e Italia en conjunto con el Instituto Ipsos donde se resalta que los vendedores españoles obtienen como media 124 euros por medio de la venta en internet.

Esta cantidad es superior a la que obtienen los consumidores franceses, con 127 euros como media, pero inferior a la que alcanzaron los italianos, de 135 euros de media.

Cada vez se confía más en este modelo económico

El estudio señala que cada vez más personas creen en la economía compartida, es así como ocho de cada 10 consumidores de España, Francia e Italia están interesados en participar en algún aspecto de este nuevo modelo económico y confían cada vez más en las plataformas online para llevarlo a cabo.

En la actualidad, la compraventa online de artículos es la práctica más común y lidera el desarrollo de la economía colaborativa. Otras prácticas comunes son compartir alojamientos y desplazamientos.

Francia resultó ser el país más desarrollado en las prácticas de la economía colaborativa, de hecho el 83% de los franceses menores de 35 años y el 74% del total de los encuestados franceses mayores de 45 años participan activamente de ella.

La venta a otros particulares es la modalidad más común entre el 57% de los franceses, mientras el 52% de los españoles y el 54% de los italianos prefiere comprar los artículos a otros particulares. Curiosamente, los italianos son los consumidores que menos venden en internet, pero son quienes obtienen más beneficios por encima de España y Francia.

Para la mitad de los encuestados en los tres países, obtener un beneficio extra o conseguir un ahorro de dinero es el motivo principal para practicar la compraventa online, además de fomentar el consumo responsable, reutilizar los artículos y preservar el medio.

Los españoles prefieren vender lo que ya no utilizan

Este estudio confirma que esta nueva filosofía de vida incluye eliminar aquello que no se necesita y consumir de una forma más responsable para obtener mayor bienestar y felicidad, tendencia que se refleja especialmente entre los segmentos más jóvenes de la población.

Para este fin, un 72% de los consumidores de los tres países encuestados opina que la venta online es una manera práctica para deshacerse de aquello que no se utiliza con regularidad, y el 56% opina que puede ganar espacio y favorecer la organización en casa.

Este estudio de Ipsos para eBay resalta una tendencia emergente: uno de cada 5 encuestados muestra un gran interés en cambiar hacia un modelo en que las transacciones online no conlleven intermediarios.

Por otro lado, una de las principales preocupaciones de los usuarios en todos los países en cuanto a participar de la economía colaborativa es la seguridad y reputación del sitio web, del sistema de pago y la facilidad de uso de la plataforma.

En este sentido, 1 de cada 5 encuestados franceses e italianos han realizado alguna transacción en eBay, mientras que en España la media es de uno de cada 6 usuarios. El 59% de los encuestados españoles están convencidos de que la venta online es la tendencia clave del futuro.

Imagen: Shutterstock.com

Shares