Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

La Unión Europea sigue trabajando en una de las principales preocupaciones relacionadas con los medios digitales: la ciberseguridad.

La ciberseguridad es un tema crucial en el día a día del comercio electrónico y los medios digitales. La seguridad de los datos, en las formas de pago, acceso a cuentas de email o cuentas bancarias son imprescindibles para asegurar el crecimiento económico en todos los países. Por ello, la Unión Europea ha firmado un acuerdo por el cual los países miembros  y grupos privados constituirán un fondo de 450 millones de euros que se invertirán dentro del programa Horizonte 2020 para medidas relacionadas con la ciberseguridad.

Estos fondos serán repartidos en los próximos años entre universidades, empresas e investigadores que trabajan actualmente en la solución de problemas de seguridad informática. El plan de acción de la UE incluye la creación de la primera asociación público-privada sobre ciberseguridad europea, y se prevé que los agentes de mercado de ciberseguridad, representados por la Organización Europea de Ciberseguridad (ECSO) inviertan hasta tres veces más.

1.800 millones de euros para apoyar la ciberseguridad en los próximos años

De acuerdo a una encuesta encargada por la UE, al menos 80% de las empresas europeas han experimentado por lo menos un incidente relativo a la ciberseguridad el último año.

La Comisión señala algunas áreas en las que la asociación podría centrarse, incluyendo la seguridad de las identidades en línea, capacitar a los trabajadores en mejorar las prácticas de seguridad cibernética y el desarrollo de nuevas medidas de protección para la infraestructura de la Nube. “Los incidentes de ciberseguridad causan grandes daños económicos de cientos de miles de millones de euros cada año a las empresas europeas y a la economía en general” señala la comisión.

En el documento aclaran que no es la primera vez que se invierte en seguridad online, ya que se han gastado hasta el momento 600 millones de euros en este ámbito. Pero según comentan, es necesario ampliar el trabajo para hacer frente al creciente número y complejidad de las amenazas digitales, y contar con el apoyo privado. La previsión es que, de aquí a 2020, la cantidad invertida por las empresas en este campo supere los 1.800 millones de euros.

La unión hace la fuerza

Y no basta con invertir en este ámbito, también hace falta el trabajo en común de todos los implicados, además de compartir las experiencias y conocimientos que se tengan sobre este tipo de ataques cibernéticos.

Uno de los planes para enfrentar las amenazas cibernéticas es la propuesta por la Directiva de Seguridad de la Información, cuyo fin es que todos los países de Europa puedan comunicarse entre sí en caso de un ciber ataque. Así, la asociación tendrá como objetivo fomentar la cooperación en las primeras etapas de este proceso. Será necesaria la investigación e innovación para construir soluciones para la ciberseguridad en diversos sectores como las finanzas, transporte, la salud entre otros.

La Comisión también propone estudiar un marco de certificación europeo para los productos de seguridad en las TIC, esto porque actualmente una empresa puede necesitar someterse a diferentes procesos de certificación para vender sus productos y servicios en diferentes Estados miembros.

Imagen: Shutterstock.com

Shares