Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

No hace demasiado te hablamos de Snapchat, una aplicación de mensajería que, con un simpático fantasma como mascota, ha ido creciendo a un considerable ritmo gracias a su matiz diferencial: lo efímero de sus mensajes, que se autodestruyen a los pocos segundos de haber sido enviados.

Y es que,  con un 32,9% de penetración entre los usuarios de 18 a 34 años, esta aplicación ha conseguido situarse como la tercera más popular entre los adolescentes norteamericanos. Un camino hacia el éxito que, sin embargo, esta semana se ha visto ligeramente truncado debido a la filtración de una increible cantidad de sus contenidos. Al parecer, los mensajes de Snapchat no eran tan efímeros como parecía

Filtradas decenas de miles de fotografías de Snapchat

Por decenas de miles (200.000, 13 Gb, en total, según la CNN) se cuenta el número de fotografías filtradas esta semana procedentes de Snapchat, en un caso que recuerda enormemente al ocurrido hace unas semanas cuando numerosas imágenes íntimas de famosos de todo el mundo fueron publicadas en el denominado “Celebgate”.

Lo más curioso de este caso es que la posibilidad de que las fotografías compartidas en Snapchat sean filtradas de forma pública choca frontalmente con la idea que teníamos hasta ahora de esta aplicación: una app de mensajería que basa su valor diferencial respecto de otras propuestas en que sus mensajes tienen una duración limitada en el tiempo. De haberse cumplido esta premisa, las fotografías jamás habrían podido llegar a difundirse

¿La culpa es de los usuarios?

De acuerdo con las primeras hipótesis, sí. Lo que parece haber sucedido es que las imágenes filtradas proceden de aplicaciones como Snapsave, que los usuarios de Snapchat se descargaban para poder conservar los contenidos de sus conversaciones con otros usuarios de la plataforma. Todo apunta a que estas aplicaciones han sido objeto del ataque de los hackers que finalmente se han hecho con las (más o menos) comprometedoras imágenes.

En este sentido, Snapchat ha asegurado que sus servidores continúan siendo inviolables, y que el uso de Snapsave y similares contradice las condiciones de uso de su plataforma

Shares