Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Umer (sí, Umer) es un nuevo servicio online que será lanzado en un par de meses en Rusia. La plataforma en cuestión es una especie de versión de Uber para funerales. Así, lejos de ofrecer viajes de ocio o trabajo, Umer permitirá a la comunidad rusa planificar los funerales de sus amigos o familiares de una forma más cómoda. 

Una novedosa y curiosa aplicación que se suma a la gran cantidad de servicios -viajes, comida, etc- que podemos obtener a través de nuestros smartphones y en sólo unos clics. No obstante, este caso ha generado en Rusia cierta controversia tanto por el producto en sí como por el nombre: Umer significa en ruso “él está muerto”, y algunos internautas ya se han quejado de lo desagradable del naming y de su excesivo parecido con el de la conocida compañía de transporte.

A poco tiempo para su estreno, la polémica en torno a Umer parece servida.

Planificando los funerales de una forma rápida con Umer

umer

Imagen promocional de Umer

De acuerdo con la BBC, Umer se lanzará en un par de meses, por lo que la comunidad rusa podrá planificar los funerales de sus seres queridos de una forma cómoda. Todo lo que habrá que hacer es escribir en nombre del difunto, la fecha de su muerte, dirección y religión.

Seguidamente la aplicación ofrece al usuario una selección de cementerios cercanos, funerarias e información sobre precios. También permite elegir la lápida, e incluso escoger entre cremación o entierro.

Una vez registrados todos los datos, el usuario se pone en contacto con un operador a través de Umer, que finalizará todos los trámites, incluido el papeleo necesario. Algo muy similar a Uber, pero para funerales, que además del nombre, guarda cierto parecido también en el logotipo.

Lo cierto es que los creadores de Umer confían en que acabe triunfando. Pero las reacciones de la comunidad no se han hecho esperar, y un gran porcentaje de gente cree que la app no llegará a popularizarse ya que se trata de un servicio que sólo puede utilizarse en momentos puntuales, y porque Rusia todavía registra unos bajos niveles de uso de Internet.

Al respecto Sergei Mokhov, editor del magazine Russian Archeology of Death comentó -así lo extraemos de The Next Web– que la idea estaba destinada a fracasar, y que no era para Rusia.

Pronósticos aparte, la plataforma ya cuenta con una página web en la que se puede encontrar toda la información al respecto de la misma.

 

Shares