Copiar enlace

La Junta Europea de Protección de Datos (EDPB en sus siglas inglesas), le comunicó a Meta que a partir de próximo miércoles 8 de noviembre deberá dejar de procesar datos personales de los usuarios de sus redes sociales para luego utilizarlos en publicidad personalizada. El argumento de la medida es que las redes sociales que maneja la empresa no cumplen con El Reglamento General de la Protección de Datos (RGPD).

Esta medida se da a las pocas semanas de que la empresa de Mark Zuckerberg anunciara que este mismo mes se lanzará la versión de pago para Instagram y Facebook en Europa, permitiendo que por unos 9,99 euros al mes (12,99€ en iOS y Android), los usuarios puedan disfrutar del contenido sin visualizar anuncios.

Una decisión «urgente»

Según el comunicado oficial de la EDPB, el pasado 27 de octubre, la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) -principal regulador de Meta en la Unión Europea, ya que la compañía tiene su sede europea en Dublín-, adoptó una decisión «urgente y vinculante» por la que ordenaba a la DPA irlandesa, como autoridad supervisora ​​principal, que adoptara medidas finales con respecto a Meta Ireland Limited (Meta IE) e impusiera una prohibición del tratamiento de datos personales para publicidad dirigida en todo el Espacio Económico Europeo (EEE).

Esto se produjo tras una solicitud de la Autoridad Noruega de Protección de Datos (NO DPA).

En este sentido, el presidente del CEPD, Anu Talus, aseguró queMeta no ha demostrado haber cumplido las órdenes impuestas a finales del año pasado. Ya es hora de que Meta ajuste su procesamiento y detenga el procesamiento ilegal”.

Meta arrastra sanciones por 1.590M€ solo en 2023

En enero de este año, la DCP le impuso una multa de 390 millones de euros a Meta por presentar varias irregularidades en sus dos plataformas de redes sociales.

¿El Motivo? El organismo de contralor acusaba a la empresa de Mark Zuckerberg de pedir permiso de manera ilegal a los usuarios que utilizan sus redes sociales para hacer uso de sus datos para publicidad personalizada. Entre los argumentos, decía que los usuarios de Facebook, Instagram y WhatsApp deben firmar un acuerdo de consentimiento de cesión de datos, sin el cual no pueden usar las redes sociales. Y que la compañia no puede forzar este consentimiento.

En mayo pasado, la multa fue más grave: 1.200M€, también por infringir la normativa de protección de datos. Esta sanción fue el resultado de una investigación realizada por la Autoridad Irlandesa de Protección de Datos, que también fue aprobada por la EDPB. Hasta ahora, es la multa más elevada en materia de protección de datos emitida por la UE.

Finalmente, en septiembre de 2022, Instagram también fue sancionada por el manejo indebido de datos de niños y adolescentes, teniendo que asumir una multa de 475 millones de euros.

Foto: Depositphotos

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!