Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Periódicamente te hemos ido comentando la evolución del “Club de las startups de los mil millones de dólares”, una clasificación elaborada por el prestigioso The Wall Street Journal y que muestra el ranking de las jóvenes empresas tecnológicas más valiosas del mundo. Desde hace algunos meses, la china Xiaomi lidera esta clasificación, que cuenta entre sus primeros puestos con un buen número de representantes del mundo del eCommerce y las redes sociales. Ahora, la segunda clasificada parece decidida a asaltar el liderato. Uber aspira a convertirse en la primera startup de los 50.000 millones de dólares.

¿1.500 millones de dólares más para Uber?

Uber es, sin duda, la startup más polémica del momento. Envuelta en todo tipo de escándalos judiciales desde prácticamente su nacimiento, Uber ha ido sorteando todo tipo de problemas para llevar su modelo de negocio a prácticamente todo el mundo. Una labor complicada, en la que debe afrontar la rivalidad procedente de compañías locales de transporte urbano de viajeros y gremios de taxistas, y que implica un gran consumo de recursos.

Quizá por ello (y por lo atractivo de su propuesta), Uber lleva meses embarcada en un viaje hacia la consecución de la mayor cantidad de fondos posibles. Ronda de financiación tras ronda de financiación, esta polémica empresa de transporte ha ido acumulando más y más capital, hasta sus actuales 2.800 millones de dólares. Una descomunal aportación de fondos que ha llevado a Uber a estar valorada en 41.000 millones de dólares.

Pero parece que Uber quiere más. De acuerdo con informaciones aparecidas en medios estadounidenses, la intención de la compañía es cerrar una nueva ronda de financiación cercana a los 1.500 millones, lo que colocaría su valoración en unos difícilmente concebibles 50.000 millones de dólares, y la convertiría en la startup más valiosa del mundo, superando a Xiaomi.

Nuevos problemas para Uber

Más allá de este ambicioso planteamiento, Uber no deja de enfrentarse a nuevos problemas legales. Tal y como te contamos hace unos días, la aplicación, la web y cualquier otra forma que permita solicitar el servicio que ofrece Uber en Brasil y Portugal han quedado totalmente bloqueadas.

Además, en ambos países, las tiendas de aplicaciones de Google, Apple, Microsoft y Samsung han sido obligadas a bloquear esta aplicación y han ordenado a Uber que suspenda inmediatamente el funcionamiento de las aplicaciones ya instaladas en el móvil de estos ciudadanos. ¿El motivo? Como casi siempre, incumplir la regulación local en materia de transporte de viajeros.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.