Sin categoría

Triunfar con un ecommerce de nicho

Esta es la historia real de Craig y Erika, una pareja natural de un pueblo de la sierra de Guadalajara (bueno, tal vez eran de Colorado Springs, no lo recuerdo bien) que consiguieron montar un ecommerce de nicho. Un día a Erika le cerraron su tienda local de cosas ricas y dijo: pues ya lo hago yo. Y se propuso hacer sus propias guarrerías dulces. Era una fan incondicional de “pesadilla en la cocina” y de Chicote (o tal vez era fan de Gordon Ramsay, no sé).

Erika compró un enorme molinillo industrial (muy, muy usado) y comenzó a hacer pruebas de recetas de manteca de cacahuete (vale, ahora estoy seguro de que la historia no transcurre en Guadalajara; aquí la gente no come esas guarrerías y no va por ahí comprando molinillos industriales para meter en casa).

Total, que Craig y Erika se pusieron manos a la obra. Comenzaron a vender esa pasta pringosa que tanto gusta a los americanos rurales. ¿Dónde? en mercadillos locales (y sitios de esos donde hacen rodeos y pegan tiros al aire mientras bailan). ¿Cuándo? Los fines de semana, como buen side hustle.

Lo de ir a mercadillos del salvaje oeste a vender su manteca todos los pxtos fines de semana lo cuentan luego como muy cool: “eran unos focus groups fantásticos, hablábamos durante horas con nuestros clientes, veíamos nuestros productos en acción, era todo maravilloso”.

Ríete tú del sol, las moscas, las horas de pie aguantando a pesados rednecks y el constante olor a manteca de cacahuete. Ni a mi peor enemigo. Pero bueno, el cerebro es maravilloso y esconde lo malo bien profundo, para que “flote lo bueno”.

Por cierto, que el señor Craig era un reputado (y ocupado) SEO de por allí; tenía sus clientes, su granja de webs automáticas, su grupo de Telegram molón, su Mastermind secreta y todo el kit del buen SEO. Le faltaba quizás el canal de Youtube y raparse el pelo a lo Siux, pero oye, no se puede tener todo.

Y la amiga Erika veía a Craig bien poco entre semana: para desayunar tortitas y luego si eso, para cenar; poco más.  Y sacaba adelante a un bebé y a otro que venía en camino.

¿Cómo montar un ecommerce de nicho y vender medio millón de euros al mes, abriendo la tienda sólo 4 días?

Así que ambos tenían bastante plancha como para querer montar un ecommerce de nicho, una marca nativa digital, un imperio D2C (direct to consumer) y convertirse en los referentes de la venta online de manteca de cacahuete. Pero oye, el mercado es el que manda y las cosas se precipitaron.

Craig se puso a hacer los deberes y, como buen SEO, analizó de arriba abajo toda la competencia; toda web que hablara de manteca de cacahuete. Tendrías que ver el Excel que se curró, con todos los H1, IMG ALT y todas esas cosas raras.

Descubrió que “el pastel” de la manteca de cacahuete (nada, 2 billones de dólares al año) se repartía entre dos enormes corporaciones americanas (¡qué raro!), que controlaban el 60% del mercado.  Y a la sobra de estas dos compañías, habían nacido en los últimos años, nada más y nada menos que 127 marcas menores que vendían manteca de cacahuete. Numerosas de ellas en modelos D2C. Interesante…

Lo curioso es que la mayoría de las marcas D2C que vendían online sus recetas de manteca de cacahuete, habían logrado montar un ecommerce de nicho más orientado a la vertiente saludable, bio, o “keto-friendly” (otro día os hablaré de movidas keto).

Craig vio que NADIE estaba trabajando una marca molona, divertida, que apostara por el sabor y se dejara de tonterías “healthy”. Había la oportunidad de montar un ecommerce de nicho por explotar.

Así que, aunque nuestros amigos tenían sus trabajos, desayunaban tortitas a diario (con maneca de cacahuete) y cenaban juntos a las seis de la tarde (vida de emoción al límite), parece ser que el cuerpo les pedía más aventura. Así que Craig y Erika fueron al notario y fundaron una sociedad limitada: Nerdy Nuts.

Esa noche, después de cenar, Craig se puso a montar la plataforma para su ecommerce de nicho. Lo hizo con WooCommerce y lo dejó listo antes de irse a dormir (ventajas de cenar tan temprano). Había nacido Nerdy Nuts.

Lo siguiente que pasó te sorprenderá: recibieron un total de CERO pedidos durante los siguientes días. LOL 🤣 🔊 Ahora entra la musiquita de fondo y los protagonistas de la historia se ponen a “grindear” durante semanas o meses, en tareas con cero glamour, con mucha frustración, hasta que, “de repente” tienen éxito de la noche a la mañana. Os ahorro esta parte aburrida y vamos al “momento ajá”. 🎏 Erika pensó que podría hacer sabores especiales de su producto para cada uno de los candidatos a las elecciones americanas. Y que los seguidores de estos partidos se pelearan por comprar su sabor favorito. Muy, muy, muy cliché americano. Pero funcionó. Les llamaron al típico late night show y enseñaron allí sus productos. El Pablo Motos de allí hizo un par de gracias malas, y millones de americanos cogieron sus móviles para hacer pedidos en defensa de sus candidatos favoritos. Bueno, tal vez no fue un programa de prime time; y tal vez no reaccionaron “millones de americanos”, pero el caso es que al día siguiente la cosa explotó.

  • Explotó el WooCommerce; no dio más de sí ante el aluvión de visitas.
  • Explotó el almacén que tenían en su garaje, que no pudo con la demanda
  • Explotaron Craig y Erika, que tuvieron que llamar hasta a los primos segundos, esos que no veían ni en Acción de Gracias, para que vinieran a echara una mano cocinando manteca de cacahuete.

Con un poco de ayuda de fuera, empezaron a hacer las cosas con mentalidad de crecer: 

  • Migraron a Shopify su tienda online.
  • Compraron más máquinas para multiplicar y automatizar la producción.
  • Pusieron en marcha una buena capa de atención al cliente.
  • Invirtieron en un buen almacén y en mejorar las operaciones logísticas.
  • Se enfocaron exclusivamente en el canal online y abandonaron (por fin) los mercadillos del salvaje oeste.

Es como si de repente hubieran seguido todos los consejos de nuestro nuevo curso de pilares clave del éxito en ecommerce (tooooooma, ¡qué elegante la cuña publicitaria!). El caso es que esos 15 minutos de fama les pusieron en el mapa y les llevaron a generar beneficios y crecer. Y supieron ejecutar muy bien durante los siguientes meses. Consolidaron su ecommerce de nicho.

Y entonces decidieron apostar seriamente por captación de clientes en canales de pago. Comenzaron a hacer pruebas en Instagram, trabajando con hasta 18 influencers distintos y creando sabores especiales para que estas celebridades los movieran entre sus audiencias.

Al finalizar el experimento, pudieron trazar un total de 107 botes de manteca de cacahuete vendidos gracias a esta acción. De los más de 3000 que vendieron ese mes.  Pxtos influencers.

Craig estaba muy desanimado con todo esto del marketing de influencers. Pero como buena pareja, se apoyaron mutuamente, se animaron a seguir adelante y decidieron probar suerte otra vez. Esta vez on TikTok.

Contactaron con dos TikTokers bastante famosetes; con medio millón de seguidores cada uno. Plantearon unas acciones divertidas y unos sabores bastante poco ortodoxos… y triunfaron.

Se generaron millones de visualizaciones de sus promociones y las ventas ese mes se duplicaron, hasta las 6000 unidades vendida. Parece que esta vez sí les funcionó la acción de marketing.

Iterando estas acciones de marketing llevaron la venta mensual a más de 160.000$ y poco a poco incrementaron las capacidades de su ecommerce de nicho con:

  • 20 molinillos industriales,
  • 25 empleados en plantilla

Y unas operaciones depuradas, que les permitían fabricar 4.000 unidades de producto al día.

🛑 Y lo último que probaron puede parecer una locura, pero resultó ser una genialidad: cerraron la tienda online, para sólo abrirla un día por semana.

🤯 Ese día vendrían siempre toda la producción acumulada. Rotura de stock todas las semanas. Efecto FOMO espectacular.

Desde el punto de vista de la logística, todo esto era una locura, pero desde el punto de vista del marketing, el efecto llamada era brutal; la gente se pegaba por conseguir su producto. 

Así alcanzaron, en agosto de este año, medio millón de dólares en ventas en un mesabriendo al público su tienda online sólo durante cuatro días.

Veremos a dónde les lleva todo esto.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Share

Recent Posts

Twitter Blue llega a España y a otros 5 países, y empezaría a cobrar 1.000$ para mantener la verificación de empresa

Twitter sigue dando de qué hablar, pues Elon Musk necesita desesperadamente lograr una mayor rentabilidad…

3 horas hace

Wetaca a fondo: de Masterchef a revolucionar los tuppers desde digital, con Andrés Casal

Vamos a hablar con el CEO de Wetaca, Andrés Casal. Wetaca es un proyecto de…

4 horas hace

Open IA habilita una herramienta para detectar textos creados con ChatGPT u otras IA generadoras de texto

ChatGPT ha demostrado ser útil para la creación de textos de cualquier tipo, y aunque…

5 horas hace

Jeff, la app de servicios de bienestar, levanta una ronda de 83M€ con la que recuperar la estabilidad previa a la pandemia

Jeff, la aplicación de servicios integrales orientados al bienestar, ha cerrado una ronda de financiación…

6 horas hace

El cierre de Google Optimize anima a otras herramientas de test A/B a lanzar ofertas especiales

Las herramientas de Google para realizar test A/B, Google Optimize y Optimize 360, dejarán de…

8 horas hace

Quién es Naim Darrechi: repasamos las polémicas más sonadas del influencer que ahora se enfrenta a 6 meses de prisión

A menos que vivas bajo una piedra, en algún momento debes haber escuchado el nombre…

3 días hace

¿Te apetece una galleta? Ya sabes cómo va esto: lo has leído mil veces en mil webs distintas, peeeero por ley debemos avisarte de que usamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos, para analizar tus hábitos de navegación y enseñarte publicidad personalizada relevante. Si continúas navegando asumimos que aceptas... y te parece bien. En cualquier caso, siempre puedes acceder a nuestro panel de configuración y configurar su uso o revisar nuestra Política de Cookies para conocer todos los detalles. ¡Gracias por leernos!