Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Opticalia es una de las principales referencias dentro del mundo de la óptica en España. Con más de 700 puntos de venta físicos repartidos por todo el país, cientos de miles de personas utilizan cada día sus gafas graduadas o de sol. Sin embargo, y pese a su relevancia en el offline, parece que a Opticalia le ha costado bastante adaptarse a la nueva realidad del eCommerce. O quizá, simplemente, no consideran la venta online como algo relevante en su estrategia. Hoy analizaremos en detalle su caso.

Tienda de gafas online Opticalia: las limitaciones de su planteamiento

Hace algún tiempo te hablamos del extraño caso de Lefties, una de las principales marcas del Grupo Inditex que, pese a tener millones de clientes/fans/groupies en todo el mundo, cuenta con una presencia online bastante discutible: un noCommerce en toda regla que impide que toda esa legión de seguidores pueda comprar sus prendas favoritas desde su casa. El caso de Opticalia es algo diferente, un poco mejor…. aunque igualmente decepcionante. Una tienda de gafas online miope.

Básicamente, a través de este eCommerce de gafas puedes hacer sólo dos cosas: comprar gafas graduadas y decidir si añadirles o no un tratamiento antireflejante a sus cristales.

Y nada más.

No puedes comprar gafas de sol (graduadas o sin graduar), lentes de contacto y productos relacionados ni cristales. Sólo y únicamente monturas completas. De hecho, el planteamiento online de Opticalia es tan limitado, y tan impropio de una marca tan relevante, que incluso se hace imposible realizar búsquedas por tipos de gafas, colores, modelos o marcas. La única opción de quienes visiten esta tienda de gafas online será pasear por cada una de las pestañas de su catálogo tratando de encontrar aquel modelo que más se ajuste a sus necesidades.

Tienda de gafas online Opticalia: un eCommerce sin envíos online

Pero las limitaciones de Opticalia para vender gafas online no se quedan aquí. Aunque te hayas tomado la molestia de revisar todo su catálogo y hayas encontrado algo que te convenza, no podrás recibir tu compra a domicilio. Deberás acudir a uno de los centros Opticalia para poder recoger tus gafas.

¿Por qué este incómodo proceso de entrega? Básicamente porque la marca no te ofrece la posibilidad de hacer algo tan sencillo como marcar tu graduación. En lo que parece un exceso de celo (y de ganas de conocerte en detalle) comprar unas gafas en esta tienda online te obligará a escoger un punto de venta físico en el que recibir tu montura (entre uno y tres días más tarde), graduarte la vista y, después de algún tiempo, poder disfrutar de tus lentes. 

De hecho, el eCommerce de Opticalia, en su limitación patológica, llega a minimizar las posibilidades de pago para sus clientes. Nada de transferencias, ni PayPal, ni cualquier otra opción: si quieres comprar tus gafas en esta web, lo deberás hacer registrando una tarjeta de crédito… a la que se cargará el importe una vez estés en la tienda elegida. Eso sí, la tarjeta utilizada puede ser Mastercard, VISA… e incluso American Express.

Todo un despliegue financiero para una tienda con demasiadas dioptrías.

 

Shares