Tiempo de lectura: 8 minutos
Shares

Optimizar: éste es el objetivo de plantear tests A/B. En el artículo de hoy trataremos qué son los tests A/B y qué pasos hay que tener en cuenta al plantearlos. Además, por si te animas y quieres tirar uno adelante para empezar a mejorar los ratios de tu página, te recomendamos cinco herramientas que son eficaces para este tipo de prácticas. Para finalizar, te presentamos diversos consejos generales que son importante tener en cuenta al plantear el diseño y estructura de una página.

Aprovechemos las posibilidades de medición que tiene el ámbito digital para no basarnos en conjeturas o suposiciones y, en contrapartida, testear realmente qué nos funciona mejor en cada caso para incrementar la conversión y resultados.

Qué es un test A/B

Los tests A/B, o también conocidos como tests AB, AB Tests o A/B testing, son fundamentales para optimizar y poder lograr así mejores resultados al haber puesto a prueba, previamente, variaciones de una misma página y haber podido comparar el comportamiento de los usuarios en las diversas opciones planteadas y puestas a analizar en el test. Se trata de experimentar el comportamiento de las visitas (de los usuarios) en las diversas versiones de una misma página para poder concluir ante qué responden mejor y cuándo los resultados son más positivos.

La idea es preparar dos o más versiones de una misma página y dividir el tráfico que llega a ésta en las diversas alternativas. Puesto en marcha, la herramienta o plataforma que ejecute el test A/B recogerá los resultados y podrá ver así el rendimiento de cada opción. El objetivo es ver qué  diseño funciona mejor y aplicarlo de este punto en adelante.

8 pasos para realizar un test A/B

1- Desglosar el proceso que quieres trabajar

 Ver qué parte del proceso tiene una mayor necesidad de mejora y centrarnos en esa página. El resto se podrá testear más adelante, tenemos que poner foco en una primera pantalla. Es importante tener claro el objetivo de la página específica que vamos a testear (no tanto de la página web), paso a paso.

2- Analizar cómo funciona

Una vez elegida la página en la que se va a realizar el test, hay que analizar cómo está funcionando ésta para intentar encontrar puntos de mejora. Mediante herramientas como Google Analytics, puedes realizar una comparativa de las diferentes páginas que forman tu site e intentar sacar conclusiones analizado los ratios obtenidos en cada una de ellas.

Lo ideal es analizar qué elementos conforman cada página e intuir cuál de ellos puede afectar a que la página que vamos a trabajar tenga un ratio inferior. ¿Hay algún elemento que el resto de páginas tengan distinto que pueda ser el motivo?

El objetivo de esta fase es entender cómo se enfrenta el usuario a esa página y qué puede haber en el resto de páginas para que su rendimiento sea mejor.

3- Analizados los datos, estableceremos las hipótesis

 Podemos, por ejemplo, creer que el motivo del menor ratio de conversión de una página es porque el CTA está en un lado y no en el medio, porque no se destaca suficiente el incentivo que se ofrece al usuario por registrarse o porque la imagen que se muestra es poco atractiva. Incluso, un hecho que parece insignificante y puede variar mucho el ratio de conversión, es el color del botón que se presente. Hay que analizar diversas variaciones hasta encontrar qué opción nos ofrece mejores resultados.

4- Hecho esto, será momento de preparar las diversas variaciones que se testearán

Normalmente le llamamos control a la página actual y variante a la nueva versión que se prepare. Es importante tener en cuenta que se tendrán que testear los elementos de uno en uno para poder estar seguros que la variación en los resultados obtenidos es por ese motivo. Una vez se llega a una conclusión, se podrá testear otro elemento volviendo a empezar el proceso, mismos pasos.

5- Establecida la hipótesis, empezamos a plantear el test en sí.

Será momento de determinar el tiempo que va a estar activo, cómo se va a distribuir el tráfico que llega a esa página en las diversas variantes y el nivel de significancia que nos interesa valorar teniendo siempre presente el volumen de visitas que tenemos.

6- Todo preparado para empezar: se pone en marcha el test A/B.

El tráfico se divide entre las diversas variaciones preparadas y se pueden ir analizando los resultados que se van obteniendo en cada caso y qué ratios se consiguen en cada caso.

7- El final del test

El test A/B se da por finalizado si se ha marcado una fecha específica para que finalice o, en caso que se pueda, se mantiene hasta que haya suficiente volumen como para que se considere significativo. Una vez se para y los datos nos sirven para tomar conclusiones, tendremos que ver si las hipótesis que se plantearon en un inicio se cumplen o no.

8- Los cambios

En caso que el test A/B sea significativo, se tendrá que aplicar el cambio en la página tratada incorporando la variación que mejores resultados ha obtenido. En caso que los resultados no sean significativos, tocará volver a empezar el proceso y desarrollar nuevas hipótesis hasta encontrar otros elementos que sí pueden tener un efecto directo en los resultados. También puede darse el caso que los resultados no sean significativos por tener un volumen demasiado pequeño, entonces necesitaremos mantener el test más tiempo o impulsar la página para recibir más visitas.

Aquí el proceso volvería a empezar para seguir analizando el resto de elementos y siguiendo, entonces, optimizando la página. Es un proceso constante que debería ir haciéndose de forma habitual para no dejar de mejorar los ratios.

Lo ideal es recopilar esta información en algún documento común para que toda la organización pueda saber los resultados y lo pueda tener en cuenta de cara a plantear otras páginas aunque, insistimos, lo mejor siempre es testearlo porque puede ser que los usuarios se comporten de forma distinta dependiendo de las características de éstos, del sector, del objetivo de la página y un largo etcétera que hay que tener en cuenta.

Herramientas para realizar tests A/B

Hoy en día hay una gran variedad de herramientas y plataformas que nos permiten realizar tests A/B fácilmente a la par que eficaz. A continuación os presentamos cinco que son recomendables para este tipo de prácticas.

1- Google Analytics

Google Analytics ya ofrece, desde hace unos años, realizar tests desde su plataforma. Esta posibilidad resulta muy cómoda para las páginas que ya trabajan con esta herramienta ya que tienen toda la información en ésta y no es necesario incorporar otra plataforma.

Permite probar hasta diez variaciones de una misma página para analizar cuál de ellas ofrece mejores resultados. Te permite mostrar las páginas a testear de forma aleatoria o marcando un porcentaje del tráfico para cada una de ellas y, para ir haciendo seguimiento, puedes entrar en la plataforma así como configurar la posibilidad de obtener actualizaciones a través del correo electrónico para ver el estado del experimento llevado a cabo. Aquí puedes ver los requisitos para poder plantear un experimento en Google Analytics.

2- Optimizely 

Prueba, personaliza y optimiza“, así se presentan. Optimizely es una plataforma que permite testear tanto páginas web como aplicaciones móviles. La implementación es sencilla y para preparar el test no es necesario tener conocimientos de programación. Permite optimizar las páginas teniendo en cuenta los resultados obtenidos en cada una de las variantes y poder preparar experiencias orientadas a cada usuario.

3- Visual website Optimizer

Visual Website Optimizer también es una plataforma que te permite ajustar, optimizar y personalizar” tu sitio web sin ser necesario tener grandes conocimientos técnicos. También cubre el proceso de crear diversas versiones de una página para poder descubrir constantemente cuál de ellas tiene mejor conversión y entrar en un proceso de constante optimización que nos permita aumentar las ventas online.

A continuación podemos ver el vídeo que muestran en su página web para ver de forma rápida y sencilla cómo realizar este tipo de experimentos:



4- Moose

Moose es una de las principales herramientas de gestión y edición masiva de landing pages en España. Te permite realizar landing pages mediante una plataforma sencilla e intuitiva siendo el usuario capaz de preparar la landing page como lo desee. Además, valorando la importancia de testear los distintos elementos que la componen, la herramienta ofrece la posibilidad de testear todo lo deseado hasta llegar a la página que mayor ratio de conversión y mejor usabilidad se pueda obtener. Ofrecen una prueba gratuita inicial.

Aquí puedes ver el artículo que escribimos recientemente en el que se daban cinco claves para conseguir una landing page perfecta. Quiero destacar la frase de Nil Dorado, Product Manager de Moose, en la que explica la importancia de realizar tests A/B: “Es muy importante poder hacer test A/B para ver qué factores hacen que conviertan más para tu negocio. Por eso Moose deja hacer tantos test A/B como quieras y comparar tantas landings como quieras”.

5- AB Tasty

Se presentan como la solución para impulsar tus conversiones. AB Tasty permite realizar tests A/B a la vez que testear diversas variaciones y personalizar contenido según el usuario que visita la página. Estos experimentos se pueden llevar a cabo tanto en una web como en sitios móviles y aplicaciones. 

Ejemplos de tests A/B

En la página Good UI (Good User Interface) puedes ver una cantidad de consejos basados en tests que han realizado. Puede ser muy útil, además, para ver la gran variedad de variantes que se pueden plantear al testear una página. Como dicen, las páginas que ofrecen una buena interfaz tienen mayores ratios de conversión y son más fáciles de utilizar así que la navegación del usuario es más satisfactoria. Teniendo esto en cuenta, podemos afirmar que tener en cuenta estos consejos al plantear una página web positivo tanto para el negocio como para el usuario.

A continuación os dejamos, como ejemplo, cuatro consejos de esta página y os animamos a seguir indagando y a testar en vuestras páginas qué funciona mejor.

Tests AB - Ejemplo 1 Tests AB - Ejemplo 3 Tests AB - Ejemplo 4 Tests AB - Ejemplo 2

Y finalizamos con una frase que creo que explica muy bien la utilidad de realizar tests A/B:  “Haciendo tests, unas veces se gana y otras se aprende.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram