Facebooktwitterlinkedin

La cadena británica BBC, que había creado el Teletexto en los años 70 del siglo pasado, ha anunciado hace unos días el fin del mismo. Se cierra así una especie de ciclo de 45 años de historia, aunque en el caso de España el Teletexto es un poco más joven; no llegó hasta el año 1988.

Damos por hecho que todo el mundo sabe o recuerda lo que es el Teletexto. El que no, que levante la mano. En todo caso, para aquellos más olvidadizos queremos hacer un repaso por este sistema hoy rudimentario, pero que en su momento gozó de gran éxito y fue un precursor de Internet.

Breve historia del Teletexto

Lo tenía todo: noticias, programación de televisión, clasificaciones deportivas, etc. Lo recordarás sobre todo por su diseño básico con textos y colores llamativos: rojos, verdes, azules, amarillos… Algunos incluso se convirtieron en códigos. Por ejemplo, el color rosa solía utilizarse para la parte de contenidos eróticos. Y es que sí, el Teletexto también contaba con una sección de anuncios de líneas eróticas.

Diseño y apariencia del Teletexto en España

La historia comenzó, como decíamos, en la BBC. La cadena británica lanzó por primera vez en 1974 esta tecnología que por aquel entonces se llamaba Ceefax y que posteriormente comenzaría a utilizar el nombre actual de Teletexto, derivado del servicio alternativo desarrollado por Oracle. Ya en la década de los 90, la cadena apostaría por el sistema de «botón rojo», una tecnología parecida que muestra al usuario información en forma de texto al pulsar el botón rojo del mando a distancia, especialmente noticias relacionadas con los canales BBC News y BBC Sport.

En España llegaría a finales de los 80 a través de la televisión pública (TVE), para instalarse ya en los 90 en las privadas Antena 3 y Telecinco. El modelo original, una variante del desarrollado por Oracle, comienza por la página 100 y abarca normalmente hasta la 899. En todas ellas se incluyen secciones varias como noticias, deportes, servicios, etc.

Pero este servicio gratuito que nos ha acompañado en las últimas décadas tiene su fin muy cerca. Aunque en España aún funciona (de hecho, en la actualidad el 99,3% de los hogares españoles todavía lo tienen y 2,3 millones de personas lo consultan diariamente), la BBC anunciaba días atrás que dejará de ofrecer el servicio de botón rojo, heredero del Teletexto tradicional.

Teletexto, la tecnología que anticipó el impacto de Internet

Antes de la web, el Teletexto era una forma rápida y fácil de consultar algunas cosas. Además de su tremendo éxito y popularidad (la BBC estimaba 2 millones de usuarios semanales solo en su cadena), la tecnología fue la antesala de Internet.

Las páginas tardaban lo suyo en cargar, y sin embargo permitían estar al tanto de lo que sucedía, conocer información sobre noticias, resultados de partidos de fútbol, por ejemplo, o sobre la parrilla televisiva. ¿Quién no ha dejado el VHS grabando cuando sabía que esa noche ponían uno de sus programas favoritos? Parece que todo ello está en las antípodas de la era digital, y sin embargo solo han pasado unas pocas décadas.

El Teletexto iba incluso más allá. Había gente que llegó a utilizarlo para chatear y hacer amigos a distancia, para anunciarse (si os metéis hoy en día aún podréis ver bastante publicidad) o para consultar ofertas de trabajo. Una forma anacrónica de los actuales Tinder, Google o Linkedin, por ejemplo. De alguna forma esta tecnología avanzó el éxito de los social media y nos preparó para ello. 

Sea como fuere, el Teletexto sin duda alguna marcó una época y aunque sigue en uso, queramos o no, pronto se apagará para siempre.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram