Facebooktwitterlinkedin

Soloimprenta, la compañía española especializada en impresión online, prevé cerrar el año con una facturación superior al millón de euros, tras haber logrado facturar más de medio millón de euros durante el primer semestre de 2020.

La compañía, fundada en 2012 por Juan Calvo, nació tras detectar que el sector de las artes gráficas seguía atrasado en el mercado y aun no se había digitalizado. En su opinión, «la calidad de los productos y el servicio de atención al cliente son dos de los factores que han provocado un crecimiento exponencial de la empresa a lo largo de estos últimos años». Calvo, CEO y fundador de Soloimprenta, además, apunta que “si no hubiéramos trabajado minuciosamente la calidad de los productos y la comunicación con el cliente, probablemente las cifras de este primer semestre hubieran sido peores”.

Los datos obtenidos en este período son mucho más positivos de los que nos esperábamos en un primer momento y hemos podido sortear la crisis con éxito. A pesar de que ha habido un descenso alrededor del 40% en cuanto a facturación, en comparación con el mismo semestre de 2019 a causa de la pandemia de la COVID-19, no se trata de una cifra drástica”, explica Calvo. A esto añade, “con la vuelta a la ‘nueva normalidad’ hemos conseguido reactivar las cifras y de cara al segundo semestre de este año, las previsiones apuntan a que los resultados serán mucho mejores que los primeros meses del año”.

Calvo añade que “a pesar de la difícil situación actual causada por la pandemia, decidimos verlo como una oportunidad para mejorar nuestros procesos internos relacionados con la atención y comunicación con los clientes, para crear más cercanía y ser de apoyo en sus necesidades relacionadas con la vuelta a la actividad comercial”, y se considera “optimista” en cuanto a la proyección del negocio.

Buenas previsiones de Soloimprenta

En los últimos años, Soloimprenta ha trazado un recorrido empresarial de éxito. En 2017, tras 5 años de presencia en el mercado, la compañía facturó 1,4 millones de euros, captó 2.785 nuevos clientes y gestionó 19.039 pedidos. Al cabo de dos años, en 2019, dichas cifran experimentaron un incremento del 16%, 105% y 24%, respectivamente llegando a 1,6 millones de euros facturados, 5.728 nuevos clientes y 23.644 pedidos gestionados.

Como era de esperar, la pandemia ha provocado un parón y un descenso prácticamente inevitable. Sin embargo, en el plazo de un año y medio esperamos volver a la normalidad”, apunta Calvo.

Además de la previsión de facturación, los cálculos en cuanto a crecimiento en clientes y pedidos también son positivos. De cara a finales de año Soloimprenta calcula haber captado otros 2.000 nuevos clientes, alcanzando los 3.000 y llegar a los 16.000 pedidos anuales.

A finales de 2021 contamos con volver a obtener los valores de 2019 y, en 2022, si todo continua como esperamos, experimentaremos un notable crecimiento de la compañía, superando los resultados de 2019”, indica Calvo.

La clave del éxito: atención al cliente

«El mercado de imprentas online ha explotado en los últimos años y se han multiplicado las empresas que se dedican a este sector. En el caso de Soloimprenta la diferenciación no está en el producto sino en la forma de entender la relación con nuestros clientes”, explica Calvo.

El directivo explica que la clave pasa por contar con “un proceso de venta sencillo, un soporte de incidencias con garantía de satisfacción, reimpresión o reembolso en caso de incidencia, y la sencillez de nuestra plataforma”. Por este motivo, se ha consolidado como una empresa con futuro promisorio.

“El problema de las grandes empresas del sector es la falta de empatía con el cliente, como se puede ver en las valoraciones. Para nosotros, es lo más importante”, subraya.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram