Facebooktwitterlinkedin

Con el paso del tiempo David Bonilla, su newsletter La Bonillista y sus eventos Tarugoconf se han convertido en auténticas referencias para miles de profesionales y apasionados en general del sector digital. Un tipo singular, que ahora ve cómo Manfred, el proyecto que lanzó hace un año en el campo de los recursos humanos, va a integrarse en una empresa… Sngular.

Sngular compra Manfred

Como no podía ser de otra forma, David Bonilla ha anunciado la operación a través de su newsletter La Bonillista:

«La transparencia es uno de los valores que siempre me han guiado y está tan presente tanto en el ADN de Manfred -la empresa de recruiting que fundé hace algo más de un año- como el de Sngular -el grupo tecnológico en el que nos vamos a integrar- que ninguna de las dos partes se siente cómoda sin hacer público algo así. Y, sinceramente, nuestra estructura ni está pensada ni preparada para hacerlo. Por no tener, no tenemos ni siquiera oficina propia.

Nacimos en un coworking y aquí seguimos, así que, para poder hablar de todo esto con una mínima discreción, nos referíamos a la potencial compraventa con el nombre en clave «Proyecto 444″, pero como espías somos lamentables y en nuestras reuniones diarias de planificación -en salas de reuniones con paredes de papel- hablábamos de cada paso que dábamos a grito pelao, porque susurrar es complicado cuando tienes a tu equipo distribuido por medio mundo y te reúnes por videoconferencia. La situación era ridícula. Si nuestros compañeros de oficina no saben CADA detalle de la operación es porque son unos currantes centrados en su propio trabajo, no en lo que haga o deje de hacer el resto».

Sngular nació como una startup en 1995 y desde entonces ha lanzado numerosos productos, servicios, startups, joint ventures y spin offs. De hecho, una de sus divisiones, Sngular Ventures, está dedicada en exclusiva a fundar, invertir, lanzar o adquirir startups basadas en tecnología, como en este caso. En la actualidad, Sngular es un grupo empresarial internacional de 650 empleados, con sedes en España, Estados Unidos, Chile, México y Singapur.

Durante 2019 sus ingresos alcanzaron los 43 millones de euros, lo que representa un aumento del 43% si se compara con los 30 millones de euros del ejercicio anterior. Además ha aumentado el margen del año anterior, superando el 13% sobre ventas.

En su email, David no desvela el importe total de la operación, aunque nos deja una pista: «El precio se ha calculado como un múltiplo del EBITDA de Manfred en 2019 (alrededor de 250.000€) y la parte más importante del mismo se pagará con participaciones de Sngular, de la que pasaré a ser socio.» 

La vida de Manfred después de la operación: una inversión adicional de recursos

Analizamos la caída en desgracia de WeWork con «su causante»: David Bonilla [036]

En su corta vida desde su lanzamiento, Manfred, que cuenta con siete empleados, se ha posicionado como una alternativa original para ayudar a profesionales a lograr nuevos puestos de trabajo ideales para ellos. Tal y como explica en su web, si un candidato acepta una oportunidad laboral a través de Manfred, la compañía de David obtiene un porcentaje (entre el 15%-20%) de su salario anual, como una tarifa única.

A partir del cierre de la operación «Manfred continuará siendo una sociedad independiente con su propio equipo, clientes, proveedores y cuenta de resultados»

En este sentido, Bonilla ha asegurado que su equipo seguirá operando como hasta el momento, «como una compañía remota» desde el mismo coworking en el que están actualmente.

«Todo el equipo de Manfred permanecerá en la compañía y Sngular respetará nuestra hoja de ruta, para conseguir que la experiencia, tanto de manfreditas como de empresas, sea más consistente y aportar valor más allá del proceso de selección»

Además, Sngular se ha comprometido una inversión adicional de más de medio millón de euros para construir la tecnología que sustente el crecimiento futuro de Manfred.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram