Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

2014 fue un gran año para Snapchat. Un año en el que consiguió posicionarse como la tercera aplicación móvil de carácter social con mayor porcentaje de penetración entre los usuarios jóvenes estadounidenses y en el que siguió evolucionado, con novedades como Our Story , una nueva prestación que permitía a sus usuarios disfrutar de canales especialmente diseñados para potenciar la experiencia colectiva de los grandes eventos. Para no terminar con la racha de novedades positivas, Snapchat comienza 2015 con una increíble inyección de capital de nada menos que 400 millones de euros

Snapchat: 400 millones para un liderazgo nada fantasmagórico

O 485 millones de dólares, como prefieras. El caso es que la aplicación de mensajería efímera que ha convertido a su fantasma en uno de los iconos más conocidos del mundo social ha vuelto a los titulares de la prensa digital con una nueva y flamante ronda de financiación de (casi) 500 millones de dólares. De esta forma, la valoración de Snapchat ronda ya los 10.000 millones de dólares, tal y como el magazine norteamericano TechCrunch explica en este artículo

¿Por qué necesita Snapchat tanto dinero?

Para seguir creciendo, desde luego. Las cifras son claras: con un 32,9% de penetración entre los usuarios de 18 a 34 años estadounidenses y con un creciente protagonismo en el panorama social global, esta aplicación, caracterizada por lo efímero y privado de sus mensajes (eliminados a los diez segundos de ser enviados), tiene que tratar de competir no sólo con otras aplicaciones de carácter social como Instagram, Twitter , Facebook o Pinterest, sino con muchas otras aplicaciones de mensajería, desde WhatsApp hasta Line o WeChat, que luchan encarnizadamente por el control del sector de la conversación en línea. Un sector que, como te comentamos en su momento, está viviendo su edad de oro, y en el que la tarta a repartir no para de crecer

Pero hay más:  el propio modelo de negocio de Snapchat hace cada vez más y más grande la cantidad a la que debe hacer frente para mantener el hosting de su increíble volumen de imágenes. Una escandalosa cifra que algunos medios llegan a establecer en torno a los 15 millones de dólares al año.

 

Shares