Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

¿Los smartphones en España son considerados una adicción? Un reciente estudio de Acierto revela ciertas claves en torno al comportamiento de nuestro país alrededor de los teléfonos móviles.

35 millones de ciudadanos con un teléfono móvil

Entre los hallazgos del estudio, comenzamos por ver que el 40% de los ciudadanos españoles cambió de móvil en el 2015 (en acumulado del 2014 y 2015, terminaría siendo el 77,9% de nuestro país); esto es quizás un reflejo del comportamiento de buscar “estar a la última”, con lo más novedoso y tendencioso del mercado en cuanto a tecnología refiere.

Aún más impactante resulta la tasa de penetración de smartphones en España, la cual supera el 80% sobre el total de la población (eso significa que al menos 35 millones de ciudadanos de nuestro país cuentan con un teléfono móvil).

En este comportamiento, es importante comentar que los usuarios de nuestro país no escatiman dinero a la hora de adquirir smartphones, pues 1 de cada 5 encuestados confirmó haber pagado al menos 250€ por su actual dispositivo. En esa misma ponderación (1 de cada 5), los usuarios han asegurado en algún momento sus dispositivos mediante la contratación de pólizas especificas ofertadas en los distintos puntos de venta de los mismos; de hecho, 40% de los contratantes afirma haber hecho uso del seguro en algún momento.

Este tipo de comportamientos en nuestro país ha hecho que hoy España sea el país europeo con más tráfico móvil a mCommerce procedente de smartphones. Es decir, España alberga el mayor porcentaje de visitas que llegan a webs procedentes de un dispositivo móvil y generan una transacción, todo esto según un informe realizado por Twenga y publicado por eMarketer.

No todos los mercados ganan con los smartphones en España

La contraparte de todo esto es que la amplia penetración de smartphones en España no se traduce exactamente en ganancias para todos los mercados, como es en el caso de las apps. Dentro del mismo estudio, son apenas 39,7% de los encuestados los que afirmaron saber utilizar todas las funciones de sus smartphones (es decir, menos de la mitad).

Incluso, hay una escasa inversión en apps por parte de los usuarios, pues prácticamente la mitad de los españoles reconoce no haber descargado nunca una app de pago (los que lo han hecho, sólo lo han hecho por hacerse con WhatsApp). Eso refleja las preferencias en general de los usuarios de nuestro país, en donde casi el 80% prefiere las apps de mensajería privada.

De cualquier modo, ganen o no ganen todos los mercados, si resulta impresionante el alto impacto y penetración que tienen los smartphones en España. Esperaremos a ver como se erige el comportamiento en este 2016 para traerte nuevas conclusiones.

Imágen: ShutterStock
Shares